La enfermera María Edith Árciga, ha atendido casos COVID-19 durante el tiempo que lleva la pandemia en Morelia, Michoacán.

Combinó el rol de mamá con la atención de pacientes, los dos cuentan con reconocimiento, sobre todo, de quien ella más ama: su hijo de cuatro años a quien solo ve por videollamada.

“Sabe que yo soy enfermera y él me dice mami, qué bueno que ayudas a los pacientes esa es mi mayor satisfacción”.

María Edith Árciga, enfermera del Hospital General De Zona 83.
María Edith atiende a pacientes críticos de COVID-19, en su área de trabajo no hay lugar para descuidos: “no soy yo la única todos los que entramos hacemos nuestro mayor esfuerzo porque el paciente salga adelante“.

Aunque en terapia intensiva se libran las peores batallas, es el lugar donde también se recupera la fe.

“A pesar de que están inconscientes y sedados nosotros hablamos con ellos para aplicarles o ponerles algún medicamento y creo que Dios es muy grande y muchas veces está ahí con nosotros para ayudarnos y para que ellos salgan adelante”.

María Edith Árciga, enfermera del Hospital General De Zona 83.
Y aunque estar sola y lejos de su familia genera nostalgia, no se arrepiente de su decisión: “Mientras mis fuerzas y mi salud me lo permitan creo que aquí seguiré”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here