Denuncian a agencia de viajes que promovía servicios con especies protegidas

0
78

La agencia de viajes “Punto viajero”, promovía sus servicios en redes sociales con una publicación en donde se aprecia a una mujer posando mientras sostiene a un pez globo, o bien, en donde otro usuario es fotografiado con una estrella de mar que ha sacado del agua.

“Dentro de sus servicios de viaje, una de las actividades es hacer snorkel en diferentes bahías de arrecifes, varias de las personas que acudieron ahí se tomaron fotografías con estrellas de mar, erizos y peces globo, ya sea fuera o adentro del agua, agarrándolos”.

Nicté, denunciante.

Una actividad que parece inofensiva, pero puede costarle la vida a la fauna marina.

“El sacar una estrella de mar tan sólo unos minutos puede generar la muerte del animal debido a la asfixia, debido inclusive a la mala manipulación”.

Juan Jorge Avilés, presidente del Instituto Mexicano de Fauna, Flora y Sustentabilidad social A.C.
El trato digno de las especies y el respeto a sus comportamientos naturales, está estipulado en la Ley General del Equilibrio Ecológico y de la Protección al Ambiente.

“Por más pequeña que sea la empresa turística no basta solamente con dar a conocer sus servicios, sino basta con cumplir la ley y designar claramente los organismos que están bajo su resguardo y hacer un trato digno de ellos”.

Juan Jorge Avilés, presidente del Instituto Mexicano de Fauna, Flora y Sustentabilidad social A.C.

Nicté, presentó el 27 de enero de 2021 una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) pues el turismo que promueve la citada agencia de viajes, pone en riesgo a las especies marinas.

“Lo que está mal en esta imagen no es sólo el que una persona haya agarrado una especie y la saque y tome su fotografía, en realidad son cientos de personas que acuden a estos lugares”.

Nicté, denunciante.
Punto viajero eliminó las publicaciones en su página de Facebook y emitió un mensaje en donde asume la responsabilidad y su compromiso a implementar medidas de respeto al ambiente.

Desafortunadamente, este no es un caso aislado, pese a ser un delito que se castiga con multas e incluso la cárcel. En redes sociales es común ver publicaciones similares, de servicios turísticos que involucran fauna protegida.