Indignan empleados de funeraria por selfi con Maradona en ataúd

0
613

Empleados de la funeraria que prepararon el cuerpo de Diego Armando Maradona previo al velorio público que se realizó en la Casa Rosada, despacho presidencial de Argentina, se tomaron varias fotografías junto al cuerpo del “Pelusa”, sonrientes y con el dedo pulgar apuntando hacia arriba, por lo que las imágenes se viralizaron en las redes sociales y desataron críticas de los internautas.

En las plataformas digitales circulan las imágenes de los tres sujetos que aprovecharon su oficio en la funeraria para poder despedir de forma más íntima a Maradona, lejos de los disturbios y aglomeraciones que sucedieron después en alrededores de la Casa Rosada, una vez que los hinchas se enteraron de que el programa de visitas estaba por terminar a las 16:00 horas locales de Buenos Aires.

Comentarios vertidos en Twitter tras la difusión de las fotos de Maradona en la funeraria:

“Todos acá se hubiesen sacado esa foto, la diferencia con el pelado boludo es que no se la hubiese mandado a nadie”.

“Lo mismo pido para el Gobierno nacional, que organizó ese nefasto velorio en plena pandemia y bueno, ahí los resultados”.

“¿Cuál es el delito? Quizás fue la única vez que (los empleados de la funeraria) tuvieron cerca (a Maradona). Desagradable, sí, pero ¿delito?”

Argentina despide a Maradona
La Casa Rosada de Argentina realizó un velorio público que tuvo que ser suspendido una hora y media antes de lo programado debido a actos de violencia entre la policía y fans de Maradona, afuera del despacho presidencial. Las autoridades del lugar retiraron el féretro de la capilla ardiente, para que familiares de Maradona tuvieran una despedida privada y a ataúd abierto, antes de llevar el cuerpo al cementerio.

El cuerpo de Maradona es depositado en el cementerio Jardín Bella Vista, en los suburbios de Buenos Aires, donde descansan los restos de su padre y madre. Fue el futbolista argentino más destacado a nivel mundial, y se coronó vencedor, a los 26 años, al cargar el trofeo de la Copa Mundial de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) México 1986, en un rugiente Estadio Azteca.