Maestra de Torreón reparte cuadernillos para niños sin acceso a clases virtuales

0
248

Patrones yucatecos pidieron a trabajadores que se sumen a la petición hecha al gobierno federal para que se establezca un ‘salario solidario’ que permita mantener las fuentes de empleo y el ingreso en sus hogares.

El presidente de la Coparmex-Mérida, Fernando Ponce Díaz, dijo que de aprobarse ese esquema en la entidad se beneficiaría a 386 mil trabajadores formales, con el consiguiente impacto positivo a sus familias.Maestra de Torreón reparte cuadernillos para niños sin acceso a clases virtuales

La maestra de una escuela primaria en la Lagunera decidió imprimir el material educativo de sus alumnos con sus propios recursos porque no todos tienen acceso a las clases virtuales que difunde la Secretaría de Educación Pública (SEP) durante la Jornada Nacional de Sana Distancia.Alma Leticia Chacón Landeros imparte clases a 14 estudiantes de primero y segundo de primaria en una extensión de la escuela Antorcha del Saber, ubicada en Torreón, Coahuila.

A causa de la pandemia de coronavirus/COVID-19, los alumnos no pueden asistir a clases presenciales, pero sí están registrados en la plataforma de la SEP que les permite acceder a los cursos virtuales.

Desafortunadamente, el acceso a este material no es equitativo.“Es difícil porque no todos cuentan con los recursos para hacer los ejercicios, no tienen internet ni computadora y los que llegan a tenerlo, no saben cómo manejar este tipo de formas de enseñar”.

Dijo la maestra Chacón al Siglo de Torreón, quien empezó por enviar el material a través del grupo de WhatsApp de padres de familia.

Pero luego optó por imprimir cuadernillos de trabajo, con suficientes ejercicios para mantener a sus alumnos ocupados por dos semanas. Ella misma se encarga de repartir los cuadernillos en persona y de evaluar a los alumnos, posteriormente.“A muchos padres se les complica porque salen a trabajar y no pueden estar dando el apoyo a sus hijos.

Otros más desconocen cómo manejar este sistema de de educación y otros definitivamente se deslindan y no ponen a sus hijos a hacer los ejercicios. Es muy complicado todo, la pedagogía con la que cuenta un profesor es importante y en este momento no se puede llevar a cabo como en un salón de clases”.

Madre de dos niñas, la maestra admite que el sistema de clases a distancia ha sido un desafío. De acuerdo a las quejas que ha escuchado de los padres, hay muchas fallas técnicas con la plataformas en línea, los enlaces no funcionan o las herramientas no están actualizadas.

“Con este sistema quieren temprano a los alumnos y que estén durante cuatro horas pegados a la computadora lo cual no es posible, menos estando en casa, los niños se distraen con todo”.

Para la señora Chacón, la experiencia educativa no es tan eficiente como tener a los alumnos de vuelta en un salón de clases.

“En una escuela los procesos educativos son un poco menos complicados, y es por ello que yo le digo siempre a mi hija que valore lo que se les está enseñando en su colegio”.