Absuelven a cura acusado de encubrir abusos sexuales en Francia

0
162

El cardenal y arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, fue absuelto por encubrir abusos sexuales cometidos por un sacerdote de su diócesis. Las autoridades de Francia tomaron la decisión luego de que la defensa del cura apelara la sentencia condenatoria de seis meses dictada en primera instancia.

La corte de apelación estimó que no se podía reclamar nada a Barbarin, ya que Alexandre Hezez, un niño exscout, una de las víctimas de los abusos sexuales que le comunicó al titular de la diócesis, podía haber acudido él mismo ante la justicia.

Para nosotros el cardenal no tiene que denunciar un crimen en lugar de un hombre que no es incapaz de hacerlo. Esto no es razonable porque toda la jerarquía del clero y todos los parientes de las víctimas podrían ser procesados”, Jean-Félix Luciani, uno de sus abogados.

El pasado marzo, la justicia francesa condenó al prelado de 69 años a seis meses de prisión condicional por no haber denunciado ante la justicia las agresiones cometidas por el entonces sacerdote Bernard Preynat, un cura de su diócesis, contra jóvenes scouts entre 1971 y 1991.

Los jueces que encontraron culpable al integrante de la iglesia católica estimaron que el cardenal y arzobispo había preferido “preservar la institución” al callar los abusos sexuales cometidos por el sacerdote integrante de su diócesis.

Sin embargo, Philippe Barbarin y su defensa legal apelaron la sentencia argumentando que, aunque había cometido errores, no era culpable ante la justicia de los hombres.

Se ha reparado esa injusticia (…) el cardenal Barbarin es inocente. La corte reconoció que el cardenal decía la verdad. Cometió errores, faltas. Lo dijo. La Iglesia, sin duda, comete errores y faltas pero él no encarna la Iglesia”, declaró Jean-Félix Luciani, uno de los abogados del primado de las Galias.

Tras darse a conocer la sentencia que absolvía al cura de las acusaciones de encubrir abusos sexuales, los abogados de las víctimas consideraron la decisión como “incoherente”, y anunciaron que apelarán la sentencia ante el Tribunal de Casación, la jurisdicción más alta de Francia.

Pese a haber sido absuelto, el arzobispo de Lyon anunció que volverá a presentar su renuncia ante el Papa Francisco para “cerrar la página” de este caso que se convirtió en un símbolo del silencio de la Iglesia frente a los casos de pederastia.

El Papa ya rechazó su renuncia una primera vez, en marzo pasado, tras su condena en primera instancia, a la espera de la decisión de la corte de apelación.