Hagamos consciencia

0
1025

Del perfil de : Yhaair Quintaal

Hoy mientras me iba al trabajo, se acerco doña Heriberta a pedirme de favor que cuando venga la combi del “porvenir” yo le avise por que ya no veia, al esperar facil como 40 min.

Sono su telefono y si, era la hija de la señora, le marco solo para decirle que ya no vaya a su casa, que iba a salir, solo escuche cuando dijo la señora “entonces ya no voy a tu casa hija, me voy a la mia” y dentro de mi dije, “Coño!, Llevo rato aqui y resulta que ya no va”.

Se acerco la señora de nuevo a mi y me dijo ya un poco mas seria, “muchacho ya no voy a ir, sera que me puedas cruzar del otro lado de la calle” y pues sin problema pasamos, pero desde que empezamos a caminar, la señora empezo a llorar supercañon y yo de “😦” solo me quedo decirle que ya no llore y me contesto, que siempre le hacen eso sus hijos, que siempre que los va a ver, siempre le dicen que van a salir o que no estan en su casa y que le estaba llevando unas plantitas que a ella le regalan para vender para que pueda comprar sus medicamentos, porque no tenia dinero y tampoco sus medicamentos (Es diabetica) al escuchar eso, solo odie un chingo a sus hijos..

Para no chorear tanto, le compre su medicamento y sus jeringas para su insulina, esto no es para pararme el cuello y decir que soy un pan de dios o que tengo un chingo de dinero para regalar, practicamente el medicamento y las jeringas fueron 102 pesos.

Lo que me llena un impotencia es que tan inhumano puedes ser para dejar a tu mama a la bendicion de Dios.

REPITO, QUIERAN UN CHINGO A SUS PADRES, AMENLOS, EL DIA DE MAÑANA YA NO ESTARAN Y AUNQUE FALLEMOS EN LA VIDA, SERAN LOS UNICOS QUE ESTARAN CON NOSOTROS Y PARA NOSOTROS…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here