Policía y manifestantes se enfrentan en Hong Kong

0
323

Manifestantes opuestos al gobierno intentaron entrar este lunes en el Parlamento local de Hong Kong rompiendo cristales, mientras la policía lanzaba gases lacrimógenos, durante una gran manifestación por el 22º aniversario de la retrocesión a China.

La policía, equipada con cascos y escudos, respondió a los manifestantes -algunos de los cuales lanzaban huevos- con gases lacrimógenos, gas pimienta y un despliegue de efectivos antidisturbios dentro del edificio, foco de las manifestaciones de las últimas semanas contra un proyecto de ley del gobierno para autorizar las extradiciones a China continental.

Las manifestaciones reflejan el temor de los habitantes de Hong Kong ante la creciente influencia del gobierno de China con la ayuda de líderes del mundo de las finanzas en la ciudad.

En la madrugada del lunes, grupos de jóvenes encapuchados ocuparon y bloquearon las tres principales arterias de Hong Kong con barreras metálicas.

Poco antes de la tradicional ceremonia de izamiento de las banderas de China y Hong Kong por el aniversario de la retrocesión del 1 de julio de 1997, la policía cargó contra los manifestantes. Un manifestante estaba sangrando por la cabeza, constató un periodista de la AFP.

Erosión de las libertades
El movimiento, que nació del rechazo al proyecto de ley sobre extradiciones, fue ganando fuerza hasta denunciar también la acción del gobierno local, en el que muchos hongkoneses dejaron de confiar al percibir que ha permitido, o incluso favorecido, que Pekín erosione sus libertades.

Aunque Hong Kong fue transferida de Reino Unido a China en 1997, el territorio aún es administrado bajo un acuerdo conocido como “un país, dos sistemas”.

Así, los habitantes del territorio disfrutan de derechos raramente vistos en la China continental, pero muchos sienten que lentamente el gigante asiático va superando el acuerdo.