Gummy Bear Museum, medio para hacer conciencia con el arte

0
429

Jóvenes mexicanas usan el arte como una experiencia diferente a lo que se vive en una exhibición común: el objetivo es inspirar a ayudar a sectores vulnerables de la sociedad y al mismo tiempo hacerle ver a las personas que el arte no es elitista, es la finalidad del Gummy Bear Museum (GBM) que utilizará al mundialmente reconocido osito de goma para recaudar fondos en beneficio de la organización sin fines de lucro Meds and Food for Kids, que apoya a niños que sufren de desnutrición extrema en Haití con entrega de comida terapéutica.

El espacio es financiado por patrocinios y apoyos privados y es una galería de arte itinerante y multisensorial que expondrá el talento de 15 artistas, latinos y estadunidenses, que tuvieron de referencia a los ositos de goma para crear piezas.

En entrevista para M2, Ane Alfeirán, una de las artistas que será parte de la exhibición del GBM, señaló: “La idea es hacer el arte más accesible a la gente, que no sea algo elitista, mas bien que sea algo donde todo el mundo se pueda relacionar, es lo que se puede descubrir y a la vez revelar crisis que tenemos en el mundo, ya sea político o en este sentido de hambre y pobreza, que podemos transmitir como artistas los problemas y acumular conciencia para dar fuerza y aplicar acciones futuras. El arte puede ser bello, pero también puede tener conceptos mucho más profundos”.

Por su parte, Fernanda Rodríguez, emprendedora que desarrolló el concepto junto con Miriam Arroyo, abundó que “Desde que empezamos este proyecto teníamos muy claro que queríamos desarrollar un emprendimiento socialmente responsable —sobre todo con jóvenes de nuestra edad de entre 20 y 25 años—, que van acompañados de una contribución social, en este caso, tuvimos que escoger que nuestras herramientas fueran el arte y la creatividad para este primer proyecto y así fue como GBM fue desarrollando su parte social con la contribución de los niños. También creímos que el hecho de que el oso de gomita fuera una imagen infantil y colorida también representara y contribuyera una causa a los niños”.

Rodríguez detalló que la exhibición además será interactiva, donde grandes y chicos podrán no solo ver las obras sino también jugar con estos dulces: “Es una forma más cercana de vivir el arte (…) El nuevo proyecto es para transformar la idea de que el arte es algo lejano o para ciertas personas y quisimos introducir un ícono mundialmente reconocido como lo es el gummy bear, un dulce colorido, divertido, que ha trascendido a través de los años entonces fue la fusión del arte con algo muy cotidiano para que las personas puedan sentirse más parte de las piezas expuestas. Todo envuelto en una experiencia multisensorial, desde probar la gomita favorita hasta crear un sabor, lo cual es para todas las edades en la que las personas puedan ser parte de la creación de la sensación, queremos que sea una experiencia personalizada y que cada uno se vaya con una sensación diferente de la exhibición”.

Alfeirán detalló que su trabajo constará de 100 esculturas, “cada una va a ir pintada la mitad de negro y la otra con los tonos brillantes del gummy bear; es el contraste que hay en las partes del mundo en las que no hay hambre y la otra parte en la que hay injusticias”.

GD