Un juez federal otorgó la suspensión a un particular, que puede “beneficiar extensivamente a otras personas”, para que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador garantice el abasto adecuado de gasolina en el país.


La suspensión fue otorgada por el juez Gabriel Regis López, titular del Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa con sede en la Ciudad de México, en un amparo promovido por Javier Mijangos y González, abogado egresado de la Escuela Libre de Derecho.

Socio fundador del despacho Mijangos y González Abogados, el demandante fue secretario de Estudio y Cuenta en la ponencia del ministro Arturo Zaldívar, actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal.


El ahora litigante impugnó “la clausura” de al menos cuatro de los 13 ductos de Pemex, como medida para combatir el llamado huachicoleo.

La decisión del gobierno federal de combatir el robo de combustibles provocó el cierre de ductos en todo el país, ocasionado escasez, “lo que constituye un hecho notorio del suministro insuficiente de gasolinas” y “ha impedido que los mexicanos desarrollen con normalidad sus actividades cotidianas”, expuso el litigante en su demanda de amparo, en la que pidió la suspensión de la medida gubernamental.

El juez Regis otorgó la suspensión provisional para el efecto de que en el gobierno federal se “adopten todas las medidas necesarias que permitan garantizar la adecuada y suficiente distribución y suministro de combustible en las estaciones de servicio de todo el país, hasta en tanto se resuelva sobre la suspensión definitiva”.


Aclaró que los efectos de la suspensión pueden beneficiar extensivamente a otras personas en ese juicio de amparo por el interés social que justifica su otorgamiento.

El presidente López Obrador ha pedido la cooperación de la sociedad ante la escasez y ha asegurado que el suministro de gasolina se está regularizando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here