La mujer de Texas tuvo una terrible infección en las piernas a causa de la enfermedad que le ocasionó su banquete.

Lo que sería un delicioso banquete terminó con la vida de una mujer en Texas. Ella comío ostras crudas en un mercado de Luisiana y murió después por contraer una bacteria carnívora.

Todo comenzó cuando Jeannette LeBlanc acudió con algunos amigos y familiares a Luisiana, el pasado septiembre y adquirió dos docenas de ostras crudas en un mercado local.

“Aproximadamente 36 horas después comenzó a tener dificultad respiratoria extrema, tenía sarpullido en las piernas “, dijo su esposo, Vickie Bergquist, a la estación de noticias Acadiana, Louisiana.

Al principio, supusieron que era sólo una reacción alérgica, declaró la amiga Karen Bowers. Sin embargo, en 48 horas, la condición de la mujer fue empeorando.

Los médicos le dijeron a LeBlanc que tenía vibriosis, una bacteria que se alimenta de carne.

También es posible contraer vibriosis al exponer una herida abierta a agua salobre o salada.

LeBlanc pasó 21 días en el hospital antes de morir.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades declaran que la mayoría de las personas que se infectan con vibriosis lo hacen al comer mariscos crudos o poco cocidos, particularmente ostras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here