Falla misión de nave rusa con robot humanoide

0
243

La nave espacial Soyuz, que transportaba al primer robot humanoide ruso, Fedor, fracasó en acoplarse a la Estación Espacial Internacional (ISS), durante este sábado.

El acoplamiento previsto para las 05:30 horas locales, no logró concretarse y la nave tuvo que alejarse de la estación a “una distancia segura”, señaló el Centro Ruso de Control de los Vuelos Especiales.

Los cosmonautas rusos ordenaron abandonar el amarre automático de la cápsula rusa Soyuz a la Estación Espacial Internacional después de que el aparato no lograra entrar en el módulo de atraque Poisk”, indicó la NASA en un comunicado.

Según el responsable de la parte rusa de la Estación, Vladimir Soloviov, “el análisis de telemetría mostró que había fallas en el equipo de radio” de la ISS, que “son posibles de corregir”; por lo que un nuevo intento se llevará a cabo el próximo lunes 26 de agosto, durante la mañana.

Tenemos previsto garantizar un nuevo intento el lunes, alrededor de las 8:00 horas de Moscú”, añadió Vladimir Soloviov.La retransmisión en directo del acoplamiento en el sitio de Roscosmos se interrumpió cuando Soyuz estaba a unos 100 metros de la estación.El sueño roto de un robot Fedor, que lleva el número de identificación Skybot F850, partió el jueves a bordo del cohete Soyuz, lanzado desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.El robot debía en principio llegar a la estación este sábado, permanecer 10 días, y regresar el 7 de septiembre

El robot, con cuerpo antropomórfico plateado, mide 1.80 metros y pesa 160 kilos. Fedor corresponde a un nombre ruso y también a las siglas en inglés de “Final Experimental Demonstration Object Research”.

El robot dispone de cuentas en Instagram y Twitter, en las que se narra su vida diaria y sus proezas, como aprender a abrir una botella de agua.

Se suponía que Fedor probaría sus capacidades en condiciones de muy baja gravedad, bajo la supervisión del cosmonauta ruso Alexander Skvortsov.Sus operaciones debían llevarlo a manejar un destornillador y llaves, según Alexander Bloshenko, director de programas prometedores de Roscosmos.