La agencia espacial de India envió una nave no tripulada al lado oculto de la Luna, una semana después de abortar la misión debido a un problema técnico.

Los científicos en el centro de control de misión estallaron en aplausos cuando el cohete despegó en un día despejado como estaba previsto, a las 14:43 horas locales.

Chandrayaan, la palabra en sánscrito para “nave lunar”, está diseñada para aterrizar en el polo sur del satélite en septiembre y enviar un vehículo de exploración a investigar depósitos de agua confirmados por una misión anterior que orbitó en torno a la Luna.

La primera misión lunar india envió una sonda que orbitó en torno al satélite en 2008 y ayudó a confirmar la presencia de agua.

El país espera hacer su primer vuelo espacial tripulado en 2022.