Los que ya tienen Huawei podrían usarlo “normal”

0
523

Los usuarios de teléfonos Huawei no deben temer por las restricciones que Google le puso a la marca, pues los equipos que ya están en uso no deben sufrir ninguna afectación, pues serán los nuevos equipos que se vendan los que ya no contarán con el soporte del sistema operativo del gigante de la tecnología estadounidense.


Así lo manifestaron los desarrolladores de tecnología y software de la empresa DaCodes, Carlos Vela Canul, Mauricio Moreno Jure-Cejin y Jorge Carlos Campos Berny, quienes explican el problema no será para los que ya son usuarios de dispositivos Huawei, sino para quienes decidan comprar éstos a partir de ahora.

La recomendación es no adquirir los equipos Huawei hasta que haya una resolución que aclare cómo quedará el funcionamiento de la marca tras el rompimiento de las relaciones entre Google y la firma tecnológica china, lo que significa que ya no contará con el sistema operativo Android, y por tanto no tendrá acceso a las aplicaciones de Google ni la Play Store, donde se descargan todas las aplicaciones, incluidas las de servicios de como Uber, Rappi o WhatsApp.


Sin afectacionesLos especialistas aseguran que hasta el momento, y de acuerdo con la información con la que cuentan, los usuarios de Huawei que ya utilizaban estos equipos antes del rompimiento de las relaciones comerciales no deben sufrir ninguna afectación, seguirán usando el sistema operativo de Google

La firma china tiene más de 59.1 millones de unidades vendidas en el mundo, lo que la coloca únicamente por debajo de Samsung, y al ocupar dicha posición ha dejado a Apple en tercer lugar, lo que habla del gran alcance y poder de la marca, lo que ha puesto nerviosos a las compañías estadounidenses.


Y es que detallan, Huawei a diferencia de Apple, desarrolla su software, hadware y fabrica los equipos de manera total, mientras que la marca de la manzana manda a maquilar los equipos en China, en una empresa llamada Foxconn, de manera tal que así como Google terminó relaciones con Huawei, los chinos podrían revertir esto y dejar de prestar servicio a Apple, por ejemplo, lo que implicaría mayores costos y tiempo en la instalación de nuevas fábricas en otro país, lo que haría que el precio de los teléfonos iPhone se eleve exponencialmente.

Con este planteamiento muestran parte de los alcances globales y la repercusión que puede tener la decisión de Google de romper relaciones comerciales con Huawei.


Esto, sin tomar en cuenta, el anuncio de la firma China del lanzamiento de su propio sistema operativo, en el que trabaja desde 2012.


Si esto ocurre será una oportunidad para los ingenieros de software, pues todas las empresas necesitarán desarrollar aplicaciones para esa nueva plataforma, pues ninguna compañía de las que hoy existen en los sistemas operativos IOS o Android querrá quedarse fuera del mercado que representa Huawei, que a fines de 2018 tenía más de 500 millones de usuarios.