Ante sospecha que pasajeros fueran rateros, chofer de Uber pide ayuda policíaca

0
108

Un chofer de transporte ejecutivo de la línea UBER pensó que llevaba de pasajeros a posibles asaltantes y llamó a los cuerpos policíacos para que lo auxiliaran; todo resultó una falsa alarma del conductor y al final tras una revisión a los cuatros usuarios y al no encontrarles armas u objetos sospechosos, se determinó que no había delito que perseguir.

De acuerdo al reporte policíaco, se sabe que ayer alrededor de las 2 de la madrugada, en el número 9-1-1 se recibió una llamada de auxilio ante una “actitud sospechosa”, por lo que se pedía unidades policíacas en la gasolinera ubicada en la Calzada Zaragoza esquina con calle Corregidora de la colonia Los Pinos.

Poco después llegaron hasta el sitio policías municipales y estatales quienes se entrevistaron con un varón de nombre Luis Alfonso, quien les explicó que le pidieron un servicio cuatro varones, pero en el camino se iban colocando capuchas, por lo que fingió pasar a cargar gasolina y al entrar al baño, además de pedir el auxilio, canceló el viaje.

Fue por eso que los uniformados se acercaron al vehículo que conducía el chofer ejecutivo, un automóvil de la marca Nissan, tipo Versa, de color guinda y placas de Puebla, y procedieron a realizar una revisión a los cuatro ocupantes.

El resultado fue que ninguno portaba máscaras o pasamontañas u otro objeto extraño, menos armas, por lo que al estar sin novedad, los uniformados descartaron que hubiera delito que perseguir.

No obstante como el chofer de UBER ya había cancelado el servicio y decidió marcharse, los pasajeros tuvieron que solicitar otro transporte para poder continuar su viaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here