Corea del Norte reuniría a las mascotas de las personas ante la escasez de alimentos

0
287

Según informes del diario Chosun Ilbo de Corea del Sur, el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-Un, habría calificado la propiedad de mascotas como un subproducto de la “ideología burguesa” y está ordenando a los dueños de perros que entreguen esas mascotas para que puedan ser sacrificadas y poder alimentar a los norcoreanos hambrientos.

Una fuente de los medios surcoreanos comentó que las autoridades han identificado hogares con perros de compañía y los están obligando a entregarlos o confiscarlos por la fuerza para sacrificarlos.

Ese informe establece que la gente en el comunista “Reino Ermitaño” cría ganado para sustento, pero tener un animal como compañía es un lujo que disfrutan las personas privilegiadas. El hecho de que algunos norcoreanos puedan permitirse tener perros ha “avivado cierto resentimiento”.

Algunos informes señalan que los habitantes de Corea del Norte están sufriendo una escasez de alimentos en algunas áreas, debido a que los campos de arroz están inundados por las fuertes lluvias. Sin embargo, el gobierno de dicho país aún no parece haber emitido un decreto público pidiendo la recolección de perros domésticos.

Las estadísticas de Corea del Norte no se hacen públicas pero, según un informe del 2018, los surcoreanos en ese momento consumían 2 millones de perros al año. De acuerdo a los reportes, el manjar se estaba volviendo cada vez menos popular. También se dijo que los perros sacrificados para consumo humano en ambas naciones fueron criados en granjas con el propósito de ser comidos.

Si la historia del medio surcoreano es correcta, las órdenes de Kim indican desesperación o un cambio de opinión del dictador. En enero de 2018, donó 30 perros para mascotas al recientemente renovado Zoológico Central de Pyongyang, donde los caninos son una atracción popular. Esa colección incluía siete razas de perros, incluidos los bulldogs.