Bolivia dividida: cercos campesinos y bloqueos urbanos en siete regiones

0
180

Bloqueos en carreteras por los campesinos leales a Evo Morales y en las ciudades por seguidores del opositor Carlos Mesa afectan a siete de las nueve regiones de Bolivia, un reflejo de la crisis política que vive el país desde el 20 de octubre.

Las movilizaciones de ambos lados (oficialismo y oposición) han sido multitudinarias en diferentes escenarios en una medición de fuerzas que también han provocado numerosos incidentes violentos que han causado decenas de heridos en los últimos días, entre ellos cinco lesionados por disparos de bala en la ciudad de Santa Cruz (este).

Morales cuenta con el apoyo de los sectores campesinos y mineros y las organizaciones sindicales como la Central Obrera Boliviana (COB), mientras que Mesa suma el respaldo de parte de la clase media de las ciudades, de las universidades estatales y privadas, varios líderes cívicos regionales y algunos dirigentes indígenas y campesinos.

El corte de carreteras se agudizó después de que Morales amenazara con cercos campesinos a las ciudades como una reacción ante las movilizaciones ciudadanas que apoyan a Mesa, que ha denunciado el supuesto fraude electoral del mandatario.

El Gobierno ha matizado las palabras del gobernante en sentido de que no se instruyó los cercos, sino que comentó las decisiones que ya habían tomado los campesinos.

Los agricultores bloquean algunas carreteras en las zonas de Abapó y la Angostura de la región de Santa Cruz (este), que es la mayor productora de alimentos del país; la zona de Bulo Bulo, de Cochabamba (centro); los alrededores de La Paz; rutas de la zona andina de Oruro y la vía que une Potosí (todas en el oeste) con Chuquisaca (sureste).

Los sindicatos defienden la victoria de Morales para gobernar en un cuarto mandato consecutivo en el período 2020-2025.

El sistema de las Naciones Unidas en Bolivia ha expresado su preocupación ante los graves hechos de violencia en las diferentes regiones del país y lamentó profundamente los enfrentamientos entre los ciudadanos.

“Naciones Unidas hace un llamado clamoroso y urgente a los actores políticos, a los sectores sociales, y a todas y todos los bolivianos a reducir tensiones y rechazar todo acto de violencia en estos difíciles momentos que enfrenta el país”, dijo el organismo multilateral en un comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here