El día de los hechos trabajadores de la empresa MT Gas se encontraban cambiando el tanque estacionario de 3 mil litros que surte a los vecinos, por motivos de seguridad. Los empleados de la gasera bajaron el tanque viejo de la azotea y colocaron el nuevo. Avisaron a los vecinos que el tanque usado sería retirado más tarde por una grúa, mientras lo colocaban a unos metros de la casa de Willi.

Alrededor de las 5 de la tarde llegó una grúa de plataforma, que ingresó de reversa para subir el tanque. Pero la unidad se fue hacia atrás y empujó el tanque contra la casa de Willi, provocando que el gas que aún contenía se fugara.

La primera en percatarse de la fuga fue la trabajadora del hogar de Willi, quien alertó al resto de la familia que decidió no salir para evitar riesgos.

Segundos después sobrevino la explosión. Afuera, el único que seguía en la zona era el chofer de la grúa, quien corrió entre las llamas, se puso a salvo, y una vez pasada la intensidad del incendio regresó por la grúa para huir en ella.

“En ese momento los vecinos llamaron a los bomberos, los cuales llegaron en 10 minutos y lograron apagar el fuego; afortunadamente no nos pasó nada, pero pudo haber sido mucho peor”, comentó Willi.

Los afectados reclaman que los representantes de la gasera pretendan deslindarse, cuando todo sucedió por la impericia de los trabajadores de MT Gas para llevar a cabo este tipo de instalaciones, como en su opinión evidencia el video de los hechos. “Si una grúa especial y con personal de experiencia su hubiera encargado de esto, nada habría pasado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here