Airbus presenta sus primeros aviones impulsados por hidrógeno para 2035

0
117

Airbus presentó tres conceptos de aviones propulsados con hidrógeno llamados “ZEROe” este lunes.

La compañía dijo que espera poner en servicio el avión comercial de cero emisiones en 2035, con la finalidad de crear un transporte no contaminante.

El sector aeronáutico, golpeado por el coronavirus intenta avanzar rápidamente hacia la “descarbonización” del transporte aéreo.

“Airbus quiere convertirse en jefe de fila en la descarbonización de la industria aeronáutica”.

Guillaume Faury, presidente ejecutivo de Airbus
El constructor europeo estudia tres conceptos de aparatos, “todos propulsados con hidrógeno y designados con el nombre “ZEROe”, por “cero emisiones”. El motor de hidrógeno no emite contaminante pues solo produce vapor de agua.

¿Cómo son los aviones de hidrógeno?
El primer avión es un turborreactor “de configuración clásica”, con la capacidad de 120 a 200 pasajeros, es decir el equivalente de un A220 o un A320 y una autonomía de más de tres mil 500 km.

Este avión estaría alimentado por una turbina de gas que funciona con hidrógeno, almacenado en depósitos situados en la parte trasera del fuselaje.

Tiene dos motores turboventiladores.
El segundo concepto es un avión de alcance regional turbopropulsado, es decir, de hélice que podría llevar hasta 100 pasajeros a una distancia de mil 800 km.

El tercer concepto es un ala voladora con una capacidad de transportar a unos 200 pasajeros a una velocidad de 828 kilómetros por hora.

Estos aviones tendrían la capacidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono procedentes de la aviación en hasta un 50%, según Airbus.

“El fuselaje excepcionalmente amplio ofrece múltiples posibilidades para almacenar y distribuir hidrógeno, así como para el acondicionamiento de la cabina”

Guillaume Faury, presidente ejecutivo de Airbus
De acuerdo con la compañía, es precisamente en el almacenamiento y su transporte donde reside la dificultad del hidrógeno.

El hidrógeno requiere un espacio de almacenamiento cuatro veces superior al del keroseno y, sobre todo, debe ser licuado a -250 grados.

Los depósitos criogénicos deben en efecto resistir a la presión, y ser de forma cilíndrica o esférica, “por lo que no pueden ser situados en las alas, como se hace actualmente”.

Esto ofrece numerosos cambios posibles en la forma del avión, al margen de ubicar motores bajo las alas.

Airbus, el grupo de motores Safran, así como su coempresa Arianegroup y Onera, evalúan desde principios de año la utilización del hidrógeno para la aviación. Todo ese proceso llevará en total unos siete años, según el presidente de la empresa.

“Por tanto la implementación del programa está prevista en torno a 2028. Nuestra ambición es ser el primer constructor en poner en servicio semejante aparato en 2035”.

Guillaume Faury, presidente ejecutivo de Airbus
Muchos estados europeos ya han convertido al hidrógeno en uno de los principales ejes del futuro desarrollo del sector aéreo.