Domingo reinician misas con estas medidas

0
158

La Arquidiócesis Primada de México informó que el próximo domingo 26 de julio se reiniciarán las misas presenciales en diversos templos religiosos, dependiendo del semáforo epidemiológico de cada zona, en la Ciudad de México.

A través de un comunicado firmado por el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, la Iglesia católica dio a conocer que, en acuerdo con instancias gubernamentales y sanitarias, se iniciará el proceso gradual para la reapertura de parroquias cerradas ante la pandemia de coronavirus (COVID-19).

“Las autoridades civiles han iniciado ya el proceso del retorno gradual a las actividades de la sociedad en general. Como Iglesia, retomaremos parcialmente la vida y participación en parroquias, centros de pastoral y demás ámbitos, en donde cada uno desarrolla su actividad”.

En este sentido, añadió:

Como parte de este retorno gradual, cada responsable de la Parroquia, Rectoría o Capilla decidirá la fecha y modos precisos para retomar las actividades, para que los feligreses decidan cuándo y en qué forma se reincorporarán a las actividades litúrgicas y pastorales.

Las misas deberán esperar en algunos templos

La Arquidiócesis Primada de México detalló que, como parte de este retorno gradual, los templos religiosos que se encuentran en colonias de alto nivel de contagio, señaladas por el Gobierno de la Ciudad de México con semáforo rojo, no podrán reiniciar las misas.

Capacidad en misas y población en riesgo

Del mismo modo, invitó a ancianos, enfermos y mujeres embarazadas a que continúen participando en las misas por medios digitales e informó que las iglesias que abran el próximo 26 de julio no deberán superar el 20% de la capacidad del templo parroquial y tendrán que llevar a cabo las medidas higiénicas necesarias para asistir.

Medidas que se implementarán en las misas, durante la “nueva normalidad”

Semanas atrás, la Arquidiócesis explicó algunas medidas que se aplicarán para tomar de nuevo las actividades litúrgicas y pastorales:

No deben asistir por ningún motivo al templo quienes presenten síntomas de COVID-19.
El sacerdote vulnerable -por salud o edad- debe decidir si participa o no en las celebraciones. Si decide participar, debe evitar estar cerca de los fieles.
Respetar las indicaciones que señale la Secretaría de Salud en torno a la situación sanitaria.

Para población vulnerable, ¿cómo será el proceso?

La población vulnerable son adultos mayores de 65 años, embarazadas o enfermos de hipertensión arterial, obesidad, diabetes y patologías cardiovasculares o cerebrovasculares.

Por lo que se recomienda: evitar la asistencia dominical al templo, por ser el día de mayor afluencia, y continuar participando de los actos litúrgicos mediante las redes sociales de su parroquia.

¿Cómo serán las medidas en las misas y los templos?

Antes de abrir se debe limpiar, sanitizar y fumigar las áreas donde estarán los fieles.
Habrá un solo acceso para controlar el ingreso.
Sana distancia: los asientos deberán marcarse para respetarla, la separación será de por lo menos 1.5 metros de distancia entre cada persona.
Uso de cubrebocas: de lo contrario no podrán ingresar al templo.
Gel antibacterial: éste se les proporcionará en la entrada del templo.

Además, se les tomará la temperatura a los fieles y se les pedirá limpiar sus zapatos en una jerga con desinfectante antes de entrar al recinto para escuchar misa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here