Luego de que la entonces candidata a Senador por el estado de Campeche, del “partido de los pobres”, Cecilia Sánchez, fuera criticada en redes sociales por iniciar su campaña a favor de los más necesitados, en el malecón de ciudad del Carmen, a bordo de una camioneta de la marca volvo, con valor de más de 1.1 MDP.

De acuerdo con medios locales, Sánchez dio inicio a sus actividades en el municipio de San Antonio Cárdenas donde ofreció un discurso que reafirmaba que Morena velaría por un gobierno austero: “A mí, Cecilia Sánchez, como Andrés Manuel López Obrador, nos interesa ver las necesidades e la gente más humilde. Son los que sufren los embates de un mal gobierno, de la corrupción. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Necesitamos distribuir esa riqueza”.

El hecho no pasó desapercibido en la sociedad Campechana e inmediatamente las redes sociales la bautizaron como #LadyVolvo, mote que aún la acompañaba… hasta el pasado sábado 6 de octubre.

Asi es, luego de una “asamblea informativa” con trabajadores petroleros, en su mayoría, jubilados, rescindidos y gente del partido Morena, la Senadora parece ser cliente frecuente de la casa del jabonero, pues acude a reuniones convocadas por gente que no conoce y de la cual, al señalar los actos de corrupción de sus anfitriones, se desmarca inmediatamente de ellos. Pero los resbalones no acabaron ahí.

Una vez que la “Asamblea Informativa” Organizada por Grupo Gurs, llegó a su fin, un grupo de manifestantes que se encontraba afuera del estacionamiento donde se realizó la reunión, intentaba dialogar con ella para entregarle pruebas de propia mano de que sus anfitriones son gente de dudosa reputación en el medio petrolero. Otro resbalón.

Y por si eso fuera poco, tanto se quiso deslindar de sus anfitriones que una camioneta tuvo que entrar, prácticamente al presídium por ella, pues no quiso recibir a la gente, a la cual también representa y en actitud prepotente y custodiada por un equipo de seguridad” la Senadora prácticamente huyó del lugar. Oootro resbalón.

Pero como estamos en la casa del jabonero, pues el resbalón de despedida es que ese vehículo no era cualquier camioneta, una Land Rover, “rojo chiclamino”, de modelo reciente, si esa que el pueblo sabio solo las mira pasar.

Y de #LadyVolvo pasó a #LadyLandRover, en menos de un año, hay desellos donde anida y germinan las ambiciones más grandes, En la casa del jabonero, la senadora Cecilia, demostró que los únicos intereses que quiere defender son los propios. #LadyVolvo Ha muerto, viva #LadyLandRover, nuestra representante de la Cuarta transformación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here