Reuben Paul va al colegio en Austin, Texas, cuando sale se encarga de su empresa y educar a sus ‘ciberninjas’. “Todo comenzó cuando creé mi empresa, que sirve básicamente para formar a niños y adultos en diferentes cosas sobre ciberseguridad bajo la temática del kung-fu y las artes marciales”, asegura con entusiasmo Reuben Paul a ‘BBC’.

La idea de fundar una empresa surgió cuando niños de todo el mundo empezaron a escribirle y preguntarle si podía enseñarles todo lo que él hacía. El proyecto lo realizó con la ayuda de su padre Manu Paul, fundaron una organización sin fines de lucro para educar y empoderar a los menores en conocimientos.

El niño asegura a que necesitamos estar “seguros y a salvo de todas las amenazas que hay en la red y garantizar que los dispositivos no se puedan hackear” como el lo hizo con un oso de peluche.”Conecté el juguete a una aplicación en el teléfono móvil usando Bluetooth de baja energía y lo conecté a la nube usando el wifi del celular. Busqué el oso y lo encontré y, simplemente, ejecuté un comando interactivo”, explicó Paul a ‘BBC’.

Su lema es: “Usa siempre tu conocimiento en ciberseguridad por el bien de la humanidad”. Además de enseñar a otras personas, da conferencias en diferentes países explicando el hackeo a Windows, robos de contraseñas o ataques a móviles.

La última conferencia la dio en Holanda donde explicó a expertos en materia cómo hackea los osos de peluche. Le describen como una prometedora estrella de la seguridad informática.