Neymar se cansa del fútbol

0
175

Comienza la semana más tensa. La semana que Nasser al-Khelaifi y Florentino Pérez preveían como el periodo más decisivo en sus respectivas estrategias deportivas y empresariales. El punto del calendario en el que se determinará si habrá paz o se desatará la mayor guerra comercial registrada entre dos clubes de fútbol.

Exactamente cuando el Paris Saint-Germain y el Real Madrid, según fuentes de ambas instituciones, esperan que Neymar Júnior manifieste qué quiere hacer con su vida, la primera señal que emitió el ídolo —a través de Instagram— parece desoladora: “Es difícil encontrar fuerzas para querer seguir jugando al fútbol”.

Se trata de un fenómeno moderno. La industria está en vilo por el muchacho y el muchacho, de 26 años, tiene ganas de todo menos de jugar al fútbol. “Ahora es difícil encontrar fuerzas para querer seguir jugando a fútbol”, escribió este sábado, una vez transcurrida la noche en que Brasil quedó eliminada del Mundial que parecía destinada a ganar. “Pero”, añadió, “estoy seguro que Dios me dará esa fuerza suficiente para hacer frente a cualquier cosa. Por eso nunca dejaré de agradecer a Dios, incluso en la derrota”.

El mes pasado Neymar trasladó a los dirigentes madridistas a través de su padre y de sus representantes legales, entre ellos el agente Wagner Ribeiro, que hasta que no acabara su participación en el Mundial de Rusia no dilucidaría si se quedaba en el PSG o forzaba su salida al Madrid. Ambos clubes cuentan con la misma información. De modo que Pérez, el presidente español, como Al-Khelaifi, su homólogo en París, asistieron a la eliminación de Brasil a manos de Bélgica como quien recibe una señal. Activaron el cronómetro. Ahora esperan ansiosos una llamada del jugador o sus agentes. Algo más concreto que su triste mensaje en las redes sociales.

La historia del fútbol es rica en situaciones espectacularmente folclóricas pero no consigna nada parecido. Neymar es único. Los analistas que informan a los clubes observan por unanimidad que se trata de un superdotado a punto de alcanzar el cénit de sus posibilidades físicas. Luego añaden que jamás hubo un jugador que gozara de mayor reputación con un currículum más limitado. “Neymar ha ganado menos que Pedrito”, señala un representante muy vinculado al Barça, por poner un ejemplo. “Pero tiene al mundo del fútbol en vilo”.

Como Neymar, también Pedrito ganó Liga y Champions a la sombra de Messi. El canario, igual que el brasileño, hizo su golazo en una gran final europea. Pero luego, además, conquistó una Copa del Mundo. Esto último es algo que a Neymar se le escapó en Kazán, en la noche del viernes. Después de un partido sin estridencias, la estrella brasileña, el hombre al que la publicidad señalaba como el candidato a ocupar el trono del fútbol en la próxima década, no solo perdió el Mundial sino que sepultó definitivamente sus posibilidades de lograr el primer Balón de Oro. A su edad, Messi ya tenía cuatro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here