Un frappé ayudó a salvar a Brownie; perrito callejero en Morelos

0
111

Un perrito llegó a buscar refugio en las afueras de un local, sin saber, que ese cachorro cambiaría la vida de quienes laboran en la cafetería Camomila en Cuautla, Morelos y que ellos se la cambiarían a él, al grado de retomar la venta del “Frappé Callejerito”, creado e inspirado en cambiar la vida de los canes sin hogar.

Los empleados del lugar no saben cómo Brownie, un cachorrito mestizo, llegó a refugiarse a ese lugar ubicado en Cuautlixco, en el citado municipio. El can lloraba y temblaba cuando fue descubierto, no podía apoyar sus patitas. Arely y Sue fueron las primeras en darse cuenta de su estado de salud, la noche estaba cerca, decidieron dejarlo dormir donde se refugió.

El equipo completo se enteró del inesperado visitante, de repente, los seis miembros de la cafetería, todos amantes de los animales se convirtieron en los guardianes de Brownie, como fue bautizado. Diana, Marla, Ale y Luis, junto con Arely y Sue se convirtieron en los protectores del perrito.

Así nació el vínculo, lo llevaron al veterinario, el panorama no era alentador, el perrito tenía en su semblante las huellas de las batallas que dan las calles. En su cuerpo tenía heridas, quizá provocadas por otros perros hambrientos. Lucía flaquito, pero sus ojos transmitían a todos que quería vivir, que era fuerte. Los empleados de la cafetería decidieron luchar a su lado. La batalla no estaba perdida para Brownie, y ahora tenía escuderos para ayudarlo a vivir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here