Desalojan nuevos municipios en las Canarias por incendio fuera de control

0
244

Las autoridades españolas desalojaron nuevas localidades en la isla de Gran Canaria por un incendio descontrolado cuyas llamas son tan altas en algunas zonas que impiden el trabajo de los aviones de bomberos, señalaron los servicios de emergencias.

El fuego, que devora el centro montañoso de este destino vacacional popular por sus impresionantes paisajes, provocó la evacuación de varios municipios que, de acuerdo con el censo oficial, cuentan con 8.000 habitantes, dijo la portavoz del servicio de emergencias.

El número exacto de evacuados no estaba claro, indicó esta fuente, que también descartó que hubiera constancia de víctimas por el fuego.

Las llamas son tan intensas en esta reserva de la biosfera de la Unesco que en algunas áreas “está fuera de la capacidad de extinción”, dijo el domingo por la noche el jefe de los servicios de emergencias en Gran Canaria, Federico Grillo.

Llamas de 50 metros
En el flanco noroccidental, las llamas alcanzaron los 50 metros de altitud, impidiendo el acercamiento de los bomberos terrestres e incluso el sobrevuelo de las unidades aéreas.

Es una situación mala, muy mala”. Federico Grillo, jefe de los servicios de emergencia en Gran Canaria

Más de 700 bomberos y otro personal de extinción así como 14 aviones y helicópteros están trabajando este lunes para intentar controlar el incendio.

Con las temperaturas en ascenso, las autoridades estiman que podrían tardar varios días en controlarlo.
Industria turística, sin afectaciones
El incendio se declaró pocos días después de que otro fuego en la isla provocara la evacuación de cientos de personas.

Gran Canaria es la segunda isla más habitada del archipiélago de las Canarias, ubicado en el Atlántico frente a la costa del noroeste de África.
Con un clima benigno y unos espectaculares paisajes volcánicos, el archipiélago recibió 13,7 millones de visitantes extranjeros en 2018, la mitad de ellos británicos o alemanes.

Sin embargo, en Gran Canaria, los turistas suelen concentrarse en el litoral y no en el centro montañoso.

En un comunicado, el gobierno regional de Canarias aseguró que la industria turística no quedó afectada “dado que el fuego está confinado en las zonas elevadas”. “Ningún complejo hotelero sufrió los efectos” ni hubo retraso en los vuelos, agregó.