Manuel J. Jáuregui / Represión morena

0
335

Manuel J. Jáuregui (31 julio 2019)Nos parece inaudito, increíble, contradictorio y (la palabra predilecta del Presidente) “hipócrita” que Morena -y el mismo Jefe del Ejecutivo- promuevan, aprueben y avalen la “Ley Garrote” en Tabasco.

Si por algo se distingue el Presidente es por ser el protestador número uno de la política mexicana. Protestó tomando pozos petroleros, protestó cuando perdió la Presidencia tomando Paseo de la Reforma, protestó y se autodeclaró Presidente Legítimo las veces que perdió la Presidencia: se ha pasado la mayor parte de su vida protestando, pero ahora que está en el poder ¡no quiere permitir las protestas! ¡Vaya incongruencia!

Ahora que este modelo de la “Ley Garrote” en Tabasco serviría para expandirlo al resto del País y acabar con las libertades que la CONSTITUCIÓN confiere a los ciudadanos: libertad de expresarse, libertad de congregarse, libertad de protestar y la libertad de inconformarse.

No hace otra cosa el Presidente al apoyar medidas como esta que fundamentar el miedo de que tras su fachada de demócrata vive un dictador, un líder totalitario que ni tolera ni permite ni escucha voces disidentes.

¡Pobre México!, con un dictador así no podrá llegar lejos, pues con las medidas que toma y las que apoya (aparte tenemos la inconstitucional ampliación de la Gubernatura de su CUATE Jaime Bonilla en Baja California), conculca la modernización del País, espanta la inversión, genera desconfianza y -como señaló el Financial Times- debilita las instituciones del Gobierno.

Un País sin instituciones sólidas, independientes, a prueba de TIRANOS, es un País condenado a venezuelizarse.Es tan DRACONIANA la “Ley Garrote” que establece una pena de hasta 20 años para quien la viole, pena que supera la de delitos graves como el “asesinato en riña” o la violación: ¡esto equivale a la clausura de las más preciadas libertades que la Constitución nos confiere a los mexicanos!

La forma en que tergiversan los términos para justificarse nos indica que dicha ley fue hecha a la medida bajo pedimento federal. Ello porque recurre a un retruécano verbal muy conocido: establece una equivalencia de términos inexistente y aberrante. Noten ustedes que en la “Ley Garrote” emplean el término “chantaje” y lo hacen equivalente a “manifestante”, y afirman que esta ley no prohíbe las manifestaciones, meramente el chantaje. ¡Justo el método preferido del hoy Presidente: o me dan lo que quiero, o incendio los pozos!

La realidad es que bajo este paraguas de “chantaje” cualquier protesta puede caer bajo esta definición y en ese caso se le aplica la CÁRCEL a cualquier ciudadano que ose oponerse a una arbitrariedad. Habría que remontarnos a la época hitleriana en Alemania para encontrar tan brutal represión a la libertad de expresión, de ideas y de inconformarse.

Agreguen a lo anterior lo que pretende Morena con la Ley de Extinción de Dominio: ley ambigua que les confiere el derecho (inconstitucional) a los funcionarios a EXPROPIAR SIN INDEMNIZACIÓN a cualquier ciudadano a quien le imputen un delito SIN QUE SEA NECESARIO demostrar la culpabilidad.

Es ésta otra arma represiva para acallar la crítica, para silenciar a la disidencia, para acabar con toda oposición dentro o fuera de los partidos políticos. ¡Y todos callan!

A excepción de Diputados como Tatiana Clouthier, morenista, pero opuesta en principio por las posibles terribles y temibles consecuencias de la Ley de Extinción, o de Marko Cortés, quien denunciara la barbaridad que es la “Ley Garrote”: Monreal calla, Delgado calla, los líderes camarales callan, los líderes empresariales se ausentan y así, pedazo en pedazo, permitimos que la 4T destruya nuestra democracia.

*NOTA: ES TOTALMENTE FALSA esa “noticia” que circula en redes sociales en la que Tony Blair, ex Primer Ministro británico, supuestamente dijo que los mexicanos son cobardes y el nuestro es un pueblo de “brazos caídos” que no sabe defenderse y merece los Gobiernos que tiene. No lo dijo Blair, nunca para nada. Aunque no pocos afirmen que lo debió haber dicho para ver si con la vergüenza de la levantada de enaguas, despertamos. *

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here