Chofer de Uber mata a cliente que vomitó y no quiso pagarle

0
421

Así como hay malos choferes en Uber, ya sea por su forma de manejar, sus malos tratos -entre otras razones-, también existen pasajeros que pueden ser un dolor de cabeza, en especial en las madrugadas después de tomar varias bebidas alcohólicas.


Nunca falta aquel que ya no aguanta para llegar al baño y decide vomitar en el coche. Con cobrarle la tarifa existente para esos casos es suficiente, pensaría uno. Pero un chofer de la aplicación pensó diferente y decidió matarlo.


Lo anterior ocurrió en una carretera de Nuevo México. Todo comenzó cuando el chofer de nombre Clayton Benedict recogiera a un par de amigos.


De pronto, uno de los jóvenes de nombre Jonathan Reyes vomitó el asiento trasero. Como era de esperar, el conductor pidió que le pagaran la cuota correspondiente por estos incidentes, pero se negaron. Tras no llegar a un acuerdo, Benedict bajó del coche a Reyes y a su compañero James Porter.


Una vez fuera del vehículo, este último se puso agresivo, según el reporte policial. Para tratar de calmarlo, el chofer sacó un arma y le pidió que se detuviera y retrocediera.


Sin embargo, Porter corrió hacia el coche y amenazó con atropellarlo. Fue en ese momento que Benedict decidió dispararle, lo que provocó su muerte.