Toronto: 10 muertos en atropello

0
530

Al menos diez personas murieron y otras 15 quedaron heridas ayer lunes en Toronto, Canadá, luego de que una camioneta se lanzara a toda velocidad sobre una acera atropellando a varios peatones.

El conductor del vehículo fue arrestado, y horas después las autoridades confirmaron que se trató de un acto “deliberado” y no de un accidente.

“Esta será una investigación compleja”, aseguró el subjefe de policía Peter Yuen. Esta parte de la ciudad “quedará cerrada durante varios días (porque) la investigación será larga, con varios testigos para escuchar y muchas imágenes de cámaras de vigilancia para ver”, agregó.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, dijo que fue “un ataque horroroso”.

El atropello ocurrió a las 13.27 hora de Canadá (14.27 en Uruguay), cuando gran cantidad de oficinistas salían a la calle para almorzar. La zona donde se produjo el ataque está a unos 30 kilómetros del centro de Toronto, donde ayer se reunían los ministros del G-7 de Relaciones Exteriores y Seguridad Pública. No había señales de mayores medidas de seguridad en el lugar donde se llevaba adelante este encuentro.

El atropello se produjo en la calle Yonge en la esquina de la avenida Finch, al norte del centro de Toronto.

“¡Máteme!”.

El periódico Toronto Sun publicó en su sitio web una foto de un hombre identificado como el conductor mientras era detenido por uniformados. El detenido fue identificado por medios canadienses como Alex Minassian, de 25 años.

El hombre solicitó en repetidas ocasiones a la Policía que lo matara poco antes de su arresto. Varios videos grabados por transeúntes y mostrados por las televisiones canadienses dan cuenta del momento en el que el individuo es detenido por un agente de Policía frente a la furgoneta que conducía.

Tras salir del vehículo, el individuo apunta con lo que parece un arma a un agente de Policía que le conmina en numerosas ocasiones, arma en mano, que se tire al suelo.

El individuo, con el brazo extendido y apuntando al agente, se niega a obedecer y dirigiéndose al agente le dice que tiene un arma en su bolsillo. El agente responde que no le importa y que se tire al suelo.

El conductor avanza unos pasos hacia el agente y le grita: “¡Máteme!”.

El agente responde avanzando por su parte contra el conductor, con una porra en la mano, ante lo que el hombre se desprende del objeto que tiene en la mano y se tira al suelo, donde es esposado.

La furgoneta, que pertenece a una compañía de alquiler, mostraba importantes daños en su parte delantera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here