El infierno de las fosas en Nayarit, la herencia de ‘El Diablo’

0
69

Es la herencia de El Diablo. Eso es lo que dicen aquí. Nayarit enfrenta una de sus peores crisis de inseguridad. Y la enfrenta con una infraestructura de justicia y forense en ruinas.

Hace dos semanas, en un predio de cultivo de cañaverales, en la localidad El Pantanal, municipio de Xalisco, a casi tres kilómetros de la Unidad Académica de Agricultura de la Universidad Tecnológica de Nayarit, fueron hallados 33 cuerpos repartidos entre tres fosas. A simple vista pareciera un pequeño edén, pero el subsuelo albergaba un muladar de restos humanos. Un infierno de huesos.

Para el análisis de las osamentas, la entidad requirió el apoyo de una antropóloga forense y un criminólogo de la División Científica de la Policía Federal, debido a que la actual administración estatal carece de los insumos forenses básicos para el tratamiento y reconocimiento de cuerpos.

La administración del ex fiscal general de Nayarit, Édgar Veytia, alias El Diablo, detenido en marzo de 2017 en Estados Unidos por presuntos vínculos con el crimen organizado, desmanteló el laboratorio de genética forense, asegura el actual fiscal de la entidad, Petronilo Díaz Ponce.

“El laboratorio está parado, estamos hablando que tiene un rezago de más de 10 años. No contamos con las herramientas para hacer la identificación de los cuerpos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here