La guerra abierta entre Telefónica y Netflix parece tener sus días contados. La empresa liderada por José María Álvarez-Pallete ultima un acuerdo con el gigante estadounidense para la integración de todos sus contenidos en la plataforma televisiva Movistar+. El movimiento, todavía confidencial, sería anunciado a lo largo del mes de febrero, aunque podría no surtir efecto hasta el periodo estival.

Se desconoce cuán profunda será la integración de Netflix en la plataforma de Movistar, aunque El Confidencial señala dos vías posibles: contratación directa desde Movistar+ (como Vodafone hace con Netflix), o elaborar un nuevo portfolio de tarifas que integren el servicio como si de un bonus se tratase (como Vodafone hace con HBO).

La colaboración entre ambas compañías iría mucho más allá de lo habitual, y no se limitará a un simple apartado extra en el decodificador de Movistar+. Ambas compañías desarrollarían una integración mucho más profunda en la que los contenidos de Netflix de integren a la perfección en la plataforma actual de Movistar+.

Algunas claves sobre el movimiento:

  • Álvarez-Pallete ya lo dejó entrever en diciembre. En la cumbre anual de Telefónica, el presidente habló de “colaborar con otras plataformas”, invitó al CEO de Netflix a una breve conversación sobre el futuro de la industria e incluso anunció la llegada de ‘Las Chicas del Cable’ a la plataforma de Movistar. Mientras tanto, los logotipos de empresas como HBO, Amazon y Netflix coloreaban el fondo de la presentación. Telefónica ha comprendido que la guerra abierta con las compañías de contenido debía llegar a su fin, y Álvarez-Pallete lo dejó claro en dicho evento
  • ¿Funcionará bien Netflix sobre la fibra de Movistar? No es ningún secreto que la falta de entendimiento entre ambas empresas ha afectado seriamente a la experiencia de uso de Netflix sobre la red de Movistar. Mientras que operadores como Vodafone y Orange ofrecen todo el ancho de banda disponible a Netflix, Telefónica no hace lo propio. Tras el nuevo acuerdo, eso sí, es bastante plausible que esa absurda guerra llegue a su fin.
  • Adiós al fútbol. Telefónica, Vodafone y Orange se retiran de la guerra por el fútbol. El coste de los derechos televisivos ha ascendido a cifras inasumibles por los tres grandes operadores de telecomunicación, que han tirado la toalla definitivamente. El capital invertido en este contenido estará, a partir de ahora, destinado a mejorar las infraestructuras de fibra, crear contenido propio y desarrollar nuevas estrategias junto a Netflix y otros posibles partners.
  • De guerra fría a cooperación. En la era previa a José María Álvarez-Pallete, Telefónica declaraba la guerra fría a los OTTs. Reclamaba el pago de un “canon” y, tanto pública como internamente, los calificaba de “enemigos”. Bajo la dirección de Álvarez-Pallete, en cambio, el discurso es muy diferente. El nuevo presidente tiende la mano a los que eran sus “enemigos” y busca nuevas alianzas estratégicas con ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here