La Secretaría de Salud (SSa) federal actualizó, en conferencia de prensa realizada a las 19:00 horas en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, los datos que guarda el nuevo coronavirus (COVID-19) en México:

Defunciones: 48 mil 869.
Casos negativos acumulados: 493 mil 873.
Casos sospechosos acumulados: 82 mil 460.
Casos confirmados acumulados: 449 mil 961.

José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología, comentó que las cifras expuestas están distribuidas en diferentes semanas epidemiológicas y celebró que los números de nuevos casos sospechosos, en espera de confirmar o descartar contagios, han disminuido en últimos días; explicó que si se suman los casos confirmados y se aplica porcentaje de positividad a los sospechosos, “tendremos algo que denominamos casos estimados”.

“(Estos casos estimados) nos acercan a manifestaciones o comportamientos que la epidemia tiene no solamente a nivel nacional, sino en cada una de las entidades. El porcentaje de positividad se mantiene similar al de ayer y es un dato que todos los días se estará actualizando y lo estaremos observando”.

México registró 449 mil 961 casos acumulados de COVID-19 y 48 mil 869 defunciones: de estos números, seis mil 148 nuevos casos y 857 defunciones fueron las notificadas en las últimas 24 horas, respectivamente. Por su parte, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, subrayó durante su intervención que la movilidad ciudadana se incrementó en más del 5% en algunas entidades de la República Mexicana como:

Sinaloa.
Coahuila.
Veracruz.
Zacatecas.
Campeche.
Chihuahua.
Quintana Roo.
Baja California Sur.

Una vez más, sobre el cubrebocas
Con relación a no hacer obligatorio el uso del cubrebocas y aplicar sanciones a quienes no lo porten, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, comentó que lo recomendable es utilizar este instrumento auxiliar de la prevención porque interfiere con la propagación del COVID-19; pero reiteró que el Gobierno ha decidido no focalizar sobre los individuos.

“Esto, por una historia de (pobre) procuración e impartición de justicia en México, donde ha sido deficiente, inoportuna, limitada, además de una muy vergonzosa historia de violaciones de los derechos humanos que se han cometido al amparo de la fuerza pública. Entonces, en un momento de mucha tensión social: si uno agrega un componente de carácter punitivo, se perturba al sistema”.