Paulina Rubio pierde batalla legal sobre su hijo Eros

0
125

Paulina Rubio tendrá que compartir la custodia de su hijo menor, Eros. Esto después de que su expareja Gerardo Bazúa ganara una batalla legal que interpuso contra la “Chica Dorada” después de que la demandara porque ella le negaba las visitas y sólo le permitía ver al niño por 20 minutos.

La disputa legal que Gerardo Bazúa inició en 2019 contra Paulina Rubio se originó porque la estrella pop, que ya había librado una prueba psicológica durante un conflicto contra sus exesposos, sólo había permitido que el exconcursante de “La Voz México” conviviera con Eros durante 20 minutos, situación que el padre del niño denunció argumentando que ella había aprovechado su poder económico para esconderlo y llegó a tener comportamientos que pusieron en riesgo la integridad del menor.

Paulina Rubio deberá compartir la custodia de su hijo Eros
Rubio, quien también fue acusada ante tribunales de Miami de maltrato físico y psicológico contra su otro hijo de 10 años, Andrea Nicolás, no tendrá más remedio que compartir la custodia de Eros después de que Gerardo Bazúa obtuviera el reconocimiento como padre biológico y legal del niño.

Con la resolución de la batalla legal a su favor, Gerardo Bazúa podrá ver a Eros. En el pleito también solicitó que la manutención no cayera en él debido a que la diferencia de ingresos entre ellos es muy amplia.

En la disputa legal, Bazúa, además de pedir que Paulina le pagara la manutención, también solicitó una indemnización y un seguro de vida.

¿Por qué Gerardo Bazúa no tenía la custodia de su hijo Eros?
Gerardo Bazúa y Paulina Rubio nunca llegaron a contraer matrimonio y esto quizá dio ventaja a la cantante, pues el niño nunca recibió el apellido de su padre. Eros no fue reconocido como su hijo y al parecer la intérprete de “Mío” aprovechó la situación para gozar por completo de la custodia.

De acuerdo con el programa “Despierta América” el hijo de los cantantes tendrá como residencia oficial el estado de Florida, en Estados Unidos. Además, por su corta edad, no podrá salir a otro país sin la autorización de ambos padres.

Se sabe que el juez encargado del caso determinó el pasado 13 de abril que Gerardo Bazúa es el padre de Eros y ese mismo día se firmó un acuerdo de confidencialidad sobre cómo estarán divididas sus obligaciones como padres.

En otras declaraciones reveladoras, Gerardo había señalado que decidió separarse de Rubio porque la cantante había tenido episodios violentos en contra de él en lugares públicos. Calló la situación por algún tiempo porque consideraba que era un asunto “muy personal”, sin embargo, tuvo que exponerlo para defender su caso.