Relación bilateral entre México y Joe Biden

0
98

El bloqueo en México a las inversiones en materia energética provenientes de Estados Unidos, para dar prioridad a las empresas productivas del Estado mexicano, Pemex y CFE, se prefigura como el principal riesgo en la relación bilateral de ambos países vecinos durante la administración del presidente Joe Biden.

En la recta final del gobierno de Donald Trump, integrantes de su gabinete elevaron una queja por las políticas mexicanas, pero el presidente Andrés Manuel López Obrador replicó que en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se estableció que cada país es soberano en temas de esta índole.

Pese a ello, el acuerdo comercial sí contempla compromisos por parte de México, sobre todo en las cuestiones de protección a inversionistas, sostiene en entrevista Enrique Perret, director de la US-Mexico Foundation.

“Sí hay temas que contempla en materia energética el tratado [entre México, EU y Canadá] que pudieran estar incumpliéndose y que a Estados Unidos le afecta, tanto por sus inversionistas como por un tema de medio ambiente o por una agenda de cambio climático que pudiera tener el presidente Joe Biden; eso, evidentemente, podría poner en riesgo [la relación bilateral]”, afirma.

En el mismo sentido, Beata Wojna, exembajadora de Polonia en México y doctora en Relaciones Internacionales, señala también que hay compromisos del país para la apertura a las inversiones como parte del T-MEC, y a ese conflicto se sumará el impulso de Biden a las energías verdes.

“El tema está relacionado con energías renovables, y esa insistencia que mostrará la administración estadounidense de un mayor compromiso para actuar contra el cambio climático, en el marco del Acuerdo de París… Bueno, [recordemos que] México es parte del acuerdo y debería cumplir con ciertos compromisos. Entonces, puede haber ciertas presiones de la administración nueva”, comenta.

En el ámbito de la seguridad, la acusación de la DEA contra el general Salvador Cienfuegos, el año pasado, levantó en ambos lados de la frontera amagos de congelar la cooperación en esta materia, pero ello sería claramente perjudicial para las dos naciones.

“El riesgo siempre es para ambos. Al no llegar a un acuerdo, los dos países pierden”, advirtió Enrique Perret. “Ambos países se necesitan. No puedes detener una cooperación de seguridad que está vinculada con una cooperación aduanera, fiscal, aérea, turística, etcétera. La cooperación entre México y Estados Unidos en materia de seguridad es mucho más grande que un caso particular”.

“La cooperación es tan necesaria que se va a llegar a buen camino, a buen acuerdo, y más, si existe la voluntad y la capacidad. Creo que existe del lado de EU; ojalá exista del lado mexicano”, dice.

No obstante, considera que, a diferencia de Trump, quien llegó a amenazar a México con establecer aranceles si no frenaba a los migrantes centroamericanos, los mensajes de la administración Biden serán “amigables”.

“No quieren caravanas, que haya nuevas personas ingresando ni que se vaya a percibir [que con] el cambio de presidencia ahora sí va a ser fácil entrar a Estados Unidos. Yo creo que lo van a cuidar con anuncios vía sus embajadas, con algunas políticas, con algunos acuerdos con los países centroamericanos; simplemente, lo van a hacer con un lenguaje más amigable: el de Biden”, enfatiza.