Biden se lanza a campaña electoral tras negativo a prueba de COVID-19

0
178

Joe Biden reanudó campaña electoral hoy en el estado de Michigan después de dar negativo para COVID-19, horas después de que el presidente Donald Trump quedó fuera de juego por contraer el virus.

El candidato presidencial demócrata mantuvo un debate presencial con Trump el martes, dejó su casa en Delaware para viajar a Grand Rapids, en Michigan, para un evento de campaña después de que él y su esposa Jill dieron negativo a las pruebas de coronavirus.

El diagnóstico de Trump, que está experimentando fiebre, así como otros síntomas y estará fuera de circulación mientras se encuentra hospitalizado, vuelve a poner al coronavirus en el punto destacado cuando faltan por más de cuatro semanas para las elecciones de noviembre.

Es probable que Biden insista en el mensaje de que ha fracasado la respuesta de Trump a la enfermedad, que ha matado a más de 200 mil personas en el país, y que critique el argumento del presidente de que el fin de la pandemia está cerca.

Las encuestas muestran que los votantes confían más en Biden para manejar el COVID-19 que, en Trump, quien ha presionado para una reapertura más rápida de la economía y las escuelas, rara vez usa un cubrebocas y ha celebrado grandes mítines de campaña con poco distanciamiento social.

Biden le deseó a Trump lo mejor el viernes en Twitter, pero al anunciar su prueba negativa también reforzó su mensaje sobre la necesidad de precauciones contra el virus.

Diagnóstico de Trump
Durante meses, Donald Trump se burló de Joe Biden por su cautela ante el coronavirus. Pero con el presidente hospitalizado por precaución tras ser diagnosticado con COVID-19, el candidato demócrata es el único recorriendo el país un mes antes de las elecciones.

Con la votación el 3 de noviembre, es demasiado pronto para predecir cómo la enfermedad del mandatario republicano podría afectar la carrera por la Casa Blanca, una campaña tumultuosa que ya se ha visto trastornada varias veces por acontecimientos históricos.

Después de todo, tan solo el martes por la noche, Trump, de 74 años, había redoblado sus burlas a Biden, de 77 años, por tomar demasiadas precauciones contra el virus.

Biden en plena campaña electoral
Mientras tanto, Biden anunció que había dado negativo en las pruebas y abordó un avión con destino a Michigan, un estado clave en el campo de batalla electoral, que Trump se aseguró en 2016.

El exvicepresidente de Barack Obama llegó a la ciudad de Grand Rapids para un evento sobre la economía, pero su discurso, que Biden pronunció con barbijo, claro está, tocó el tema del día.

Luego, Biden instó a la gente a usar cubrebocas, lavarse las manos y practicar el distanciamiento social, y agregó: “Sean patriotas. Esto no se trata de hacerse el duro. Se trata de hacer su parte. Usar mascarilla no sólo lo protege a uno sino a quienes nos rodean”.

Sin embargo, se abstuvo de criticar directamente a su oponente y terminó su discurso con cálidos deseos para su adversario.

¿Qué sigue para Joe Biden?
Biden recién aumentó su agenda de viajes a fines de agosto, después de meses de eventos virtuales desde su estudio en casa, o eventos en persona no lejos de Wilmington.

Cuando faltan solo 32 días para el día de las elecciones, el equipo de campaña de Trump anunció el viernes que sus apariciones serían virtuales o pospuestas hasta nuevo aviso.

Mientras tanto, el equipo de Biden anunció nuevos eventos: su esposa Jill se dirigirá a Minnesota el sábado, mientras que el senador Bernie Sanders, exrival en las primarias demócratas, hará campaña en New Hampshire.

Y la compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, estuvo en Nevada el viernes. La senadora de 55 años, que no asistió al debate del martes, ha dado negativo hasta ahora.

El próximo debate presidencial entre Trump y Biden está programado para el 15 de octubre, pero aún no estaba claro si se llevaría a cabo.