Sukhoi SU-35 para Egipto

0
208

Egipto se transforma en el primer cliente del Su-35 de la región de Medio Oriente. El contrato, firmado durante el año 2018 (no había sido confirmado oficialmente hasta ahora), comprende la entrega de 26 aviones de combate SU-35 por un monto aproximado de U$S 3000 millones.

La idea original de Egipto era la de adquirir el caza multirrol de quinta generación Lockheed Martin F-35, pero las autoridades norteamericanas les dejaron claro que el Lightning II no estaba disponible para la venta. A modo de presión, se fueron a buscar lo mejor disponible en el mercado de la competencia, el SU-35 y se firmó el contrato con Rusia allá por la primavera del 2018. EEUU contraatacó con amenazas de sanciones económicas bajo su ley CAATSA (Countering America’s Adversaries Through Sanctions Act – Una ley estadounidense para tomar represalias contra adversarios a través de sanciones).

Para dar tiempo a los negociadores, el primer pago del contrato por los SU-35 estaba siendo demorado, a ver si EEUU aflojaba las restricciones. Pero desde Washigton siguieron firmes en su negativa de que Egipto acceda a esta tecnología (las presiones israelíes no deben haber sido menores), por tanto en fechas recientes y con resignación, Cairo liberó el 1er pago y comenzó la construcción de los primeros 2 aparatos en la instalación de Komsomolsk de Sukhoi, en el lejano Este ruso.

Ver Vídeo:

Dada la actual situación por la pandemia del COVID-19, no se puede dar con exactitud una fecha de entrega de los Su-35, pero fuentes rusas sostiene que la primera pareja sería entregada a la Fuerza Aérea de Egipto antes de que finalice el presente año, y se espera que el contrato sea completado hacia el año 2023.

Hay que recordar que la Fuerza Aérea de Egipto está inmersa en un importante programa de modernización, y que en años recientes ha comprado aviones de combate MiG-29M2 y Dassault Rafale. Y la elección del SU-35 no es casual. Más allá del entendible despecho, desde Estados Unidos mismo se reconoce al SU-35 como uno de los adversarios más temibles que sus aviones pueden encontrar en el campo de batalla, siendo amenaza incluso para el F-35 como los que opera la Fuerza Aérea de Israel.