Muere niño de 9 años por rara enfermedad vinculada a coronavirus en Francia

0
378

Un niño de 9 años con síntomas parecidos a los de la enfermedad de Kawasaki, vinculada posiblemente al coronavirus, murió en la ciudad de Marsella, en el sureste de Francia, informó este viernes su doctor.

El niño, que murió por “daños neurológicos vinculados a un paro cardíaco”, tenía anticuerpos que mostraban que había estado en contacto con el coronavirus, pero no había desarrollado los síndromes de la COVID-19, dijo a la AFP el doctor Fabrice Michel, jefe de la unidad de cuidados intensivos pediátricos de La Timone en Marsella.

El menor sufrió un paro cardíaco en su casa y fue transportado a un servicio especializado donde recibió atención durante siete días, pero falleció el sábado, añadió el doctor.

En las últimas tres semanas, varios países han informado de casos de niños afectados por una enfermedad inflamatoria con síntomas similares a una afección poco frecuente, la enfermedad de Kawasaki, posiblemente vinculada a la COVID-19.

Un adolescente de 14 años, positivo a la COVID-19 y sin ninguna patología subyacente, murió en Reino Unido y un niño de 5 años en Nueva York.

Los síntomas incluyen fiebre alta, dolor abdominal y molestias digestivas, sarpullido, conjuntivitis y una lengua que se enrojece y se hincha.

Estos síntomas son similares a los de la enfermedad de Kawasaki, descrita por primera vez en 1967 en Japón y que afecta principalmente a niños pequeños. Su origen no se conoce con precisión y podría combinar factores infecciosos, genéticos e inmunes.

¿Cuál es la relación de esta rara enfermedad en niños con con la COVID-19?
Algunos médicos se refieren a la misteriosa enfermedad como el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PMIS, pos sus siglas en inglés), y la cual ha sido diagnosticada en al menos 200 niños de todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este viernes que estudia el posible vínculo de la rara enfermedad en niños con el coronavirus y pidió una colaboración mundial para “entender mejor este síndrome infantil”.

En un informe publicado también el viernes, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) calificó esta nueva enfermedad de “síndrome inflamatorio multisistémico”, esto es, que puede afectar a todos los órganos, “temporalmente asociado con una infección con el SARS-CoV-2”.

Esta asociación “no se estableció por ahora, pero es posible”, juzgó el organismo.

Estos casos se dieron en plena epidemia de la COVID-19 y muchos de ellos dieron positivo a los test del nuevo coronavirus.

La agencia sanitaria francesa Santé Públique France estima que esta enfermedad surge “en un promedio de cuatro semanas después de la infección”.

Los científicos barajan la hipótesis de que los niños afectados sufran una aceleración del sistema inmunitario.

“Tenían el virus, el organismo lo combatió. Pero ahora hay una respuesta inmunitaria diferida y excesiva”, explica a la pediatra Sunil Sood, del centro médico infantil Cohen de Nueva York.

En general, la gran mayoría de los niños presentan apenas o ningún síntoma de la COVID-19.

¿Cuántos casos hay hasta el momento?
En Europa se detectaron unos 230 casos sospechosos de esta nueva enfermedad, según el ECDC, subrayando que se trata de un mal “raro” y que la probabilidad de que un niño se vea afectado es “muy baja”.

Entre estos casos, hubo dos muertes, una en el Reino Unido, un adolescente de 14 años y el niño francés de 9 años, indicó el ECDC.

Las autoridades francesas señalaron 135 casos en el país desde principios de marzo.

En Estados Unidos, las autoridades del Estado de Nueva York dieron cuenta de al menos tres menores muertos y de un centenar de casos.

También se señalaron casos en Italia, España y Alemania, sin ningún deceso.