España supera a China en fallecidos por coronavirus

0
439

Con más de 3.400 fallecidos, España se convirtió este miércoles en el segundo país del mundo después de Italia con más víctimas mortales por el coronavirus, superando a China, lugar de origen de la pandemia.

En una semana que ya se auguraba “muy dura”, España cuenta por cientos sus muertos diarios: 462 el lunes, 514 el martes y 738 este miércoles, el día con más fallecidos debido a esta enfermedad.

China, el país donde se originó la pandemia, registraba hasta la fecha 3.281 víctimas mortales y solo Italia, con 6.820 decesos en su último balance, se sitúa por delante de España.

Desde el 14 de marzo, los casi 47 millones de españoles viven confinados en sus casas, que solo pueden abandonar para ir a trabajar si no pueden hacerlo a distancia o para actividades imprescindibles como comprar comida o medicamentos.

El Congreso debe ratificar por la tarde la prórroga del estado de alarma hasta la medianoche del 11 al 12 de abril decretada por el gobierno, que descarta detener toda la actividad económica no esencial como hizo Italia y reclaman algunas regiones.

“Ya estamos en una situación que con el decreto del estado de alarma se ha parado mucho la actividad económica”, defendió la ministra de Economía Nadia Calviño en la radio RNE.

“El objetivo no debe ser parar actividad, sino proteger a los trabajadores”, insistió la ministra, confiando en que “pronto veamos el impacto en términos de ralentización en la curva”.

Hospitales desbordados y sanitarios agotados
España llega al ecuador de la que los expertos consideran la semana “más dura” de la pandemia de coronavirus, con la sanidad prácticamente bloqueada y con el personal agotado, sobre todo en las regiones más afectadas como Madrid y Cataluña.

Además, con 2.636 pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI), estos servicios están al borde del colapso, tanto por falta de material, como de personal.

A ello hay que sumar el gran número de profesionales de la salud afectados por la pandemia, 5.400, aunque de forma muy desigual por todo el país, lo que explica la “situación complicada” que afronta el sistema sanitario español, explicó ayer el doctor Fernando Simón, el portavoz de Sanidad.

Simón reconoció que la infección de los profesionales sanitarios, que representa la tasa más alta de todos los países afectados, tiene que ver en alguna medida con la carencia de equipos, pero también en otros casos con contagios en la comunidad, fuera del lugar de trabajo.

La región de Madrid, que incluye la capital de España, es la más afectada, hasta tal punto, que el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, planteaba este martes la posibilidad de desviar recursos de otras regiones hasta esta comunidad.

“Es el momento de la solidaridad con Madrid, hago un llamamiento a esa solidaridad, como lo haremos cuando ocurran situaciones de tensión en otras partes”, señaló Illa.

Con esta situación, se suceden en los medios informativos las imágenes de médicos agotados por jornadas intensas de trabajo, a lo que se suma la tensión por la falta de material, que todos los profesionales de la salud coinciden en denunciar.

Debido a la crisis económica de la década pasada, la sanidad española sufrió importantes recortes, y la Comunidad de Madrid fue un ejemplo claro, donde sus sanitarios organizaron movilizaciones en la calle.

Como ejemplo de la crisis que vive España, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha puesto al servicio del sistema nacional de salud a todo su personal sanitario y está colaborando en Madrid y en Barcelona para atender el aumento de demanda, como consecuencia de la pandemia del coronavirus.