La entierran viva

0
415

La enterraron viva y era tan obediente sólo esperó sin llorar, deshidratada, iba apagándose de a poco – Un hombre que pasaba se fijó en el extraño bulto y comenzó a escarbar. Bajo la tierra, descubriría que además la habían atado del cuello.

Afortunadamente logró salvar su vida.Cuando crees que ya lo has visto todo y que la maldad del hombre tiene límites, algo como esto ocurre. Pedro Dinis estaba paseando a su perro en los suburbios de París, por Carrières-sur-Seine, cuando vio un bulto extraño en la tierra.

Al acercarse, se dio cuenta de que ese bulto en realidad era la cabeza de un perro… Enterrado vivo.

Sin creer lo que estaba viendo frente a él, se apresuró a desenterrar al pobre animal que se veía cansado y débil. No sabe cuánto tiempo estuvo allí en la arena.

Mientras intentaba desenterrar sus patas, su propio perro le hacía entender a la pobre perrita que todo estaría bien, que ya estaba acompañada. Siguió escarbando y de a poco comenzó a ver sus patas.

Alguien no sólo lo había enterrado cruelmente, también la había dejado amarrada y había enterrado el extremo de la cuerda.Una vez que logró sacarla de su tumba en vida, le dio agua.

La pobre estaba muy deshidratada. Luego la llevó rápidamente al veterinario para ver su estado de salud. Ahora, gracias a él, la vida de esta perrita ya no está en peligro.

Furioso por lo que acababa de presenciar, Dinis subió las fotografías a Facebook desdeñando este acto de crueldad y destacando que existen leyes que pueden sentenciar a una persona hasta a 2 años de cárcel y pagar una multa millonaria