El banco central de México (Banxico) elevó su tasa de interés clave en 75 puntos base a 7.75%, la más alta desde 2019; Este es el noveno incremento consecutivo para reducir la inflación y es el mayor aumento registrado en la historia del banco central de México.

Banxico resaltó que en la primera quincena de junio de 2022, las inflaciones general y subyacente registraron tasas anuales de 7.88 y 7.47 por ciento, respectivamente, manteniéndose en niveles elevados no observados en dos décadas.

las expectativas de inflación para 2022 y 2023 volvieron a incrementarse de manera importante, ahora se prevé que la inflación esté dentro del rango objetivo (3 por ciento, más/menos 1 por ciento) hasta el tercer trimestre de 2023, mientras que las expectativas de mediano y largo plazos, para la inflación general aumentaron ligeramente y para la subyacente se mantuvieron estables, aunque en niveles superiores a la meta.

Banxico advirtió que esta perspectiva podría estar expuesta a riesgos, como la continuación de una alta inflación subyacente; Presiones inflacionarias externas provocadas por la epidemia; Mayor presión sobre los precios agrícolas y energéticos debido a conflictos geopolíticos; Descuentos de divisas y presiones de costes.

Gabriela Siller, directora de análisis financiero y económico de Banco BASE, explicó a través de redes sociales que la decisión del banco central es histórica. “Banco de México subió la tasa de interés objetivo en 75 puntos base a 7.75 por ciento, nivel no visto desde el 13 de noviembre del 2019. La tasa se ubicó en ese nivel entre el 26 de septiembre y el 13 de noviembre del 2019”, destacó. Desde que el Banxico adoptó la tasa de interés como objetivo operacional en 2008, nunca había hecho un incremento a la tasa mayor a 50 puntos base, agregó.