4

La ganadora del premio Pulitzer, Ginger Thompson publicó en su columna del día de hoy en The New York Times (NYT) “¿Cómo puede mejorar la imagen de México cuando sus líderes no pueden demostrar algo de compromiso para terminar con los abusos y la impunidad que preocupan tanto a sus propios ciudadanos?”.

La periodista considera que el gobierno de Enrique Peña Nieto usa al aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, como “distracción”.

“Es más sencillo señalar a demonios extranjeros que a los internos, en especial cuando el extranjero en cuestión exuda las actitudes racistas que se cree muchos estadunidenses comparten”, apunta.

Un fragmento de tal columna a continuación:

“La dinámica se puede observar claramente en los medios, que dependen de miles de millones de dólares de publicidad gubernamental. El día después de que el grupo emitió su informe, uno de los principales diarios de México, El Universal, publicó una historia sobre el tema en el margen inferior de su primera plana. En la parte superior aparecía con toda grandilocuencia una entrevista con el nuevo embajador de México en Washington, quien describía sus planes para responder a Trump…”.

En su texto, Ginger Thompson toco el que quizás sea el tema mas espinoso para todo el sexenio –hasta ahora- de Enrique Peña Nieto, el caso Ayotzinapa que recientemente ha resurgido con fuerza en los medios debido a la inminente salida del Grupo de Interdisciplinario de Expertos Independientes de las investigaciones.

“Un grupo de investigadores independientes dio a conocer su informe final sobre la masacre en Guerrero, por la que 43 estudiantes de una escuela rural en Ayotzinapa están desaparecidos y probablemente muertos. Los hallazgos de la investigación fueron devastadores. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, cuyo trabajo ha conducido al enjuiciamiento de miembros de alto perfil del ejército colombiano, un dictador guatemalteco y compañías petroleras estadunidenses, no solo ofreció el más aterrador recuento de lo que los estudiantes padecieron esa noche de septiembre de 2014, sino que además demostró que el gobierno mexicano, por decir lo menos, había tenido un mal manejo de la investigación y muy posiblemente había intentado encubrir los hechos”.

Destaca que una de las teorías del grupo de expertos enviados a México por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “fue que los estudiantes, sin saberlo, habían abordado un autobús cargado con heroína de narcotraficantes. Para ayudar a los narcotraficantes a recuperar su mercancía, las autoridades instalaron retenes con el fin de interceptar a los autobuses y después les dispararon”.

Y recuerda que “algunos académicos, abogados y otras personas en México con las que hablé recientemente se maravillaban ante lo mucho que había cambiado el país para mal en dos años, fecha en la que el presidente Enrique Peña Nieto apareció en la portada de la revista Time como el salvador del país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here