La calificadora Moody’s rebajó este jueves la calificación crediticia a Pemex a “Baa3” desde “Baa1” con panorama negativo, ante la posibilidad de que la petrolera continúe fondeando su gasto de capital a través de fuentes externas.

Más temprano, Moody’s rebajó el panorama crediticio de México a “negativo” desde “estable”, ante un débil desempeño de la economía, un entorno externo difícil y la posibilidad de nuevas obligaciones en caso de que el Gobierno decida apoyar financieramente a Pemex.

l

La agencia ratificó en una nota su calificación “A3” para la nota gubernamental de México, pero al mismo tiempo dijo que el país latinoamericano enfrenta retos para lograr sus objetivos de consolidación fiscal y de estabilización de sus tasas de endeudamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here