Google ofreció mostrar servicios de comparación de compras de otras firmas mediante una subasta, dijeron este lunes cuatro personas en conocimiento de la situación, dentro del cumplimiento de las penas que le impuso la Unión Europea por favorecer su propio servicio.

La propuesta, presentada a la Comisión Europea el 29 de agosto tras una multa récord por 2,400 millones de euros (unos 2,870 millones de dólares), permitiría a los rivales de Google competir por espacios en sus Anuncios de Listas de Productos (PLA, por sus siglas en inglés), dijeron las fuentes.

Hace tres años, el motor de búsqueda más popular de internet realizó una oferta similar para cerrar una investigación de la Comisión Europea y evitar una multa. Se rechazó la propuesta tras la opinión en contra de sus rivales y de desacuerdos con el ejecutivo de la Unión Europea.

Bajo esa iniciativa, la unidad de Alphabet había reservado los dos primeros lugares para sus propios avisos. Con la nueva proposición, Google fijaría un piso de precios con sus propias pujas, descontando costos de operación. La empresa pidió a sus rivales que entreguen observaciones.

Sin embargo, la oferta no se hace cargo de las cuestiones planteadas por los reguladores de competencia de la UE. La Comisión le ordenó a Google que diera igualdad de condiciones a sus rivales y a su propio servicio.

La Comisión no tuvo disponibilidad inmediata para hacer declaraciones. Google no respondió la solicitud por comentarios.

La empresa tiene hasta el 28 de septiembre para poner fin a sus prácticas anticompetitivas o Alphabet podría recibir una multa de hasta un 5% de su facturación mundial diaria promedio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here