Sin rastro del submarino argentino perdido en el Atlántico Sur

0
271

La Armada argentina ha confirmó que el “ruido” detectado este martes en la zona del Atlántico Sur donde se busca el submarino ARA San Juan, que lleva cinco días incomunicado con 44 tripulantes a bordo, no corresponde al sumergible, aunque se hará un último barrido por ese mismo punto “para que no queden dudas”.

“Ese ruido se analizó, la firma acústica, y no corresponde a un submarino, a un patrón de lo que serían golpes de casco en sistema morse. Es un ruido continuo, constante, que podría llegar a ser ruido biológico”, remarcó, en declaraciones a la prensa desde la sede central de la Armada en Buenos Aires el capitán Enrique Balbi, portavoz de este cuerpo castrense.

En la tarde de este lunes, se informó de que varias embarcaciones que participan de las labores de búsqueda del submarino habían detectado un “ruido” que podía pertenecer a la nave a 360 kilómetros de la Península Valdés, en la Patagonia argentina, donde hay una profundidad promedio de 200 metros.

Ese punto coincide con el viaje que debía hacer el submarino, que había partido el lunes con 44 tripulantes a bordo del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en Mar del Plata.

Fue el pasado viernes cuando autoridades de la Armada señalaron que el submarino había reportado por última vez su posición en la madrugada del miércoles, por lo que, pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar a última hora de la tarde del pasado jueves el protocolo de búsqueda.

El pasado sábado aumentaron las esperanzas después de que el Ministerio de Defensa señalase que unas comunicaciones satelitales registradas ese mismo día podían proceder del submarino desaparecido, aunque la Armada hoy lo ha descartado.

Esta mañana, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha viajado hasta Mar del Plata, donde se encuentra la base de operaciones del submarino y donde vive la mayoría de sus tripulantes, para informarse de la situación y apoyar y acompañar a todos los familiares, que aguardan, entre nervios e incertidumbre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here