Motín en penal de Cadereyta, Nuevo León: al menos 13 muertos y ocho heridos

0
12

Muchos dirán que él que tiene que ver, pero… mientras el gobernador de la entidad anda entretenido buscando la candidatura presidencial por la vía independiente, otra vez un penal de Nuevo León vuelve a ser noticia por ooootro motín. En esta ocasión, el saldo en Cadereyta fue de 13 internos muertos y ocho heridos, luego de darse un prolongado enfrentamiento entre los reos y policías. Estos últimos, abatieron a tiros a los sublevados, quienes amenazaban con asesinar o internos tomados como rehenes, según justificó el vocero de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua.

El motín en el penal neoleonés se dio entre las 23 horas del lunes y las 17 horas de ayer martes. Según prevén las autoridades, el saldo de los disturbios podría ser mayor, ya que de los ocho reclusos que fueron heridos, varios se reportan en estado grave, además de que hay internos que presentan golpes y lesiones menores.

Pese a que los penales de Nuevo León han sido en repetidas ocasiones un foco de violencia, poco o nada han hechos las autoridades al respecto. Basta saber que, con este reciente hecho, suman 71 muertos en motines registrados en la entidad… en sólo dos años y medio que Jaime Rodríguez El Bronco lleva de administración. De hecho, es en Nuevo León donde se dio la peor masacre en la historia de los reclusorios del país: Topo Chico, en 2016, donde murieron 49 internos.

De acuerdo con las autoridades de Nuevo León, el motín habría iniciado desde la noche del lunes. Luego de un periodo de calma, la situación se recrudeció por la mañana de ayer martes, con la participación de más de 150 reos, quienes tomaron como rehenes a varios de sus compañeros. Aunque el secretario general de Gobierno, Manuel González Flores, intentó minimizar los hechos, señalando que sólo se tenía el reporte de una persona muerta, más tarde el vocero de Seguridad, Aldo Fasci, detalló la magnitud del problema.

Sobre el origen del enfrentamiento, González Flores señaló que los reos exigían mejores condiciones al interior del penal, familiares de los internos protestaron ante la inminente llegada de integrantes de Los Zetas para el “control” del reclusorio. Incluso, en una de las paredes exteriores del penal podía verse una manta con la leyenda “No queremos al director Z”.

¿Y dónde andaba El Bronco? Aunque no apareció en escena para nada, su secretario general de Gobierno aseguró que siempre estuvo en contacto con él, “para informarle en detalle de lo que sucedió aquí”… es que todo el día anduvo trabajando, porque tenía una cita en la Secretaría de Gobernación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here