Tres cadáveres torturados y encobijados fueron apilados en un terreno del municipio de Teotihuacán.

Por la mañana, el viento dejó al descubierto lo que los homicidas intentaron ocultar: los cuerpos de dos hombres y una mujer abandonados en un predio baldío del poblado de Atlatongo.

Y es que los habitantes del pueblo que caminaban por la calle Río San Juan se percataron de que en el fondo de un terreno, el aire agitaba un sábana y dejaba ver las piernas de un hombre.

Al acercarse al lugar se dieron cuenta de que no sólo era uno, sino tres cuerpos apilados los que estaban en el lugar.
Por eso los pobladores pidieron ayuda de policías del municipio.

Al llegar los uniformados al lugar hallaron los tres cuerpos semidesnudos, con huellas de golpes y cada uno con un cordón enredado en el cuello.

Quienes atendieron la denuncia sospechan que las víctimas murieron estranguladas, pues ninguno de los cadáveres presentaba heridas por arma de fuego.

A pesar de que los habitantes de la zona se acercaron para reconocerlos, no hubo quién los identificara.

Los vecinos tampoco se percataron del momento en que las víctimas fueron abandonadas en ese lugar.

Los cuerpos fueron llevados al Servicio Médico Forense en San Cristóbal, Ecatepec, donde se espera que sean identificados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here