El DIF investiga el caso en escuela vespertina del Sur

Presunto abuso sexual en escuela del sur de Mérida

Madres de familia de la escuela primaria vespertina “Adolfo Cisneros Cámara”, de la colonia Emiliano Zapata Sur II, denunciaron de manera pública el presunto abuso sexual que el maestro de Educación Física comete contra las alumnas.

Aunque indicaron que son varias niñas las que han padecido este delito dentro el plantel, sólo la señora M. S. H. es quien, hasta ahora, habría procedido de manera legal contra el mentor.

La mujer explicó que su hija K. B. R. S., de 6 años y alumna del primer grado, le confesó que el maestro “comenzó a tocarla”.

—Cuando mi hija ve al maestro se pone a llorar y comienza a decir: “Él es el malo” —expresó la mujer, a quien respaldan otras madres de familia fuera de la escuela, pues indicaban que no es la única víctima; pero, explicaron, las demás personas tienen miedo de hablar por temor a represalias o no les creen a los niños.

La madre de la menor dijo que a una de sus sobrinas, también alumna de la escuela, le advirtieron por su compañera de clase “no acercarse al maestro porque es un puerco” y un par de días después su hija le dijo del abuso que había sufrido.

La mujer, dijo, ya había acudido a la Fiscalía General del Estado; sin embargo, su caso lo estaría revisando el área penal del DIF Municipal en la investigación 820/16.

Ayer mismo por la tarde, se intentó hablar con la directora del plantel, ubicado en la calle 90 entre 157 y 159 de la colonia Emiliano Zapata Sur II, pero un maestro indicó al reportero: “No te puede atender porque está en reunión, no tiene tiempo”.

Ante la situación, los padres de familia pidieron de manera pública que el profesor sea destituido, pues temen que siga cometiendo estos abusos contra las niñas. Y es que, dijeron, varios de sus hijos les comentaron que la directora pidió a las niñas “comportarse” e ir con faldas largas a la escuela para evitar malos entendidos.

—La directora dice que si queremos mandará al maestro a otra escuela, pero no queremos eso, de todas maneras él seguirá haciendo lo mismo; ella lo protege y dice que a ella no le pueden hacer nada porque es amiga de la inspectora —dijeron los padres de familia enojados.

Por ahora, desde hace dos días que la menor afectada no acude a la escuela por temor a las represalias pues, según la madre, la directora le exigió no hablar del tema con nadie.—

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here