Detenido en las instalaciones del Centro de Justicia Oral

m2

Elementos de la Policía Ministerial del Estado arrestaron en el estacionamiento del Centro de Justicia Oral de Mérida a Angel Hugo Rodríguez Medina, en cumplimiento de la orden de aprehensión librada en su contra por el asesinato de una persona de tendencias homosexuales en un predio del fraccionamiento Montes de Amé.

Ayer, poco antes del mediodía, los hermanos Carlos Fernando y Angel Hugo Rodríguez Medina llegaron con unos familiares y abogados al Centro de Justicia, donde fueron citados para la audiencia de vinculación a proceso en el Juzgado Primero de Control, a cargo del Licenciado Antonio Bonilla Castañeda, ya que en días pasados el Ministerio Público les formuló cargos por narcomenudeo.

Ambos hermanos fueron imputados por delitos contra la salud y a pesar de haberse declarado ilegal la detención, debido a que en el informe del policía se detectó irregularidades en los horarios, pues presuntamente fueron detenidos antes de que cometieran el delito que se les atribuye.

Sin embargo, a petición de la autoridad y al acceder los hermanos, se llevó al cabo la audiencia de imputación y se les dejó libres con algunas medidas cautelares, entre ellas el brazalete localizador.

La audiencia de vinculación se programó para ayer al mediodía en el Juzgado Primero de Control, donde se resolvería sobre la situación jurídica de los hermanos, que al final de cuentas no fueron vinculados a proceso penal por el delito contra la salud.

Se pudo averiguar que uno de ellos, Angel Hugo, estaba involucrado en el asesinato del vecino de Montes de Amé, registrado hace unos días en un predio de la calle 69 entre la 34 y 36 del citada fraccionamiento, donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Raúl Lara Martínez, (a) “Ojitos”, de 62 años de edad.

El cadáver lo encontró su hermano en la sala, estaba semidesnudo y en medio de un charco de sangre.

El extinto era muy conocido por el rumbo y eran constantes las reuniones en su casa con jóvenes con los que después sostenía relaciones, el cuerpo sin vida del infortunado sujeto fue encontrado el pasado 20 de noviembre.

La policía detuvo a dos sospechosos, sin embargo, no fueron consignados por el crimen, sino por delito contra la salud, se integró la carpeta de investigación por el asesinato y ayer poco antes del mediodía se detuvo a uno de los hermanos en las propias instalaciones del Centro de Justicia oral de Mérida, cuando acudieron a la audiencia de vinculación a proceso.

Según se dijo, los judiciales no pidieron autorización a la administración del Centro de Justicia para realizar una detención en las instalaciones del recinto, mediante el cumplimiento de la orden de aprehensión librada por el Juzgado Segundo de Control, donde horas después se llevó al cabo la audiencia de formulación de imputación.

Los familiares de los acusados se sorprendieron cuando los interceptaron los agentes y arrestaron a uno de ellos y de inmediato lo pusieron detrás de las rejas en un área del sótano del edificio, para luego ponerlo a disposición del Juzgado que libró la orden.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here