4

A una semana de la llegada del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’ al Cefereso 9 de Ciudad Juárez, decenas de militares se han desplazado por carreteras y brechas, custodiando los alrededores del centro carcelario para prevenir una fuga.

La vigilancia no se limita al perímetro del reclusorio federal, sino que se extiende a las brechas del Valle, ya que varios de estos caminos conducen directamente a la carretera federal Juárez-México.

Personal castrense informó que se cuenta con el suficiente personal operativo para apoyar la sobrevigilancia al Cefereso 9 y mantener la vigilancia en los puntos de revisión militar instalados en la carretera Panamericana y la carretera Juárez-Porvenir.

“La vigilancia se mantiene de manera permanente, hay personal suficiente para la cobertura de los puntos”, dijo ayer un representante de la Secretaría de la Defensa Nacional a condición del anonimato.

En tanto, agentes federales mantienen una estrecha vigilancia sobre la carretera Panamericana y al exterior del penal.

Con el exceso de trabajo vienen las quejas, ya que el personal refirió que están laborando largas jornadas al ser requerido el tiempo extra para proteger no sólo el penal, sino custodiar todos los traslados de reos que son solicitados en los juzgados de Distrito o bien, reubicados a otros centros carcelarios.

Incluso elementos de la Policía Federal duermen en cajas de tráiler habilitadas como dormitorios, sin que cuenten con aire acondicionado o refrigeración por lo que tienen que soportar el calor del desierto.

El traslado a Ciudad Juárez del reo que en dos ocasiones burló la seguridad del penal del Altiplano ha generado una serie de especulaciones en torno a su estancia en un centro penitenciario de esta frontera, centro de disputa contra el cartel de Vicente Carillo Fuentes, también preso.

Hasta ahora los abogados Guzmán Loera no han logrado su traslado al penal del Altiplano en Estado de México y la posibilidad de una extradición a los Estados Unidos se mantiene viva.

José Refugio Rodríguez Núñez, coordinador de los abogados de Guzmán Loera, ha expuesto que la extradición de su cliente es inminente, y viene orquestada por los Gobiernos de México y Estados Unidos.

“Ya tenemos varios caminos legales: los amparos que se interpusieron ante el juez, la denuncia de la violación a la retención del amparo”, dijo anteriormente a El Diario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here