1

CIUDAD DE MÉXICO.

Al la protesta del pasado 30 de abri convocada en el Ángel de la Independencia por padres de niños que presuntamente habrían sido víctimas de abuso sexual dentro del colegio Montessori Matatena llegaron en su apoyo decenas de papás, pero también el abuelo de un menor que acusó que su nieto también habría sufrido agresiones durante el año 2006 -2007, cuando acudía a ese kínder.

“He venido a esta marcha porque tengo que decir lo que he visto desde que mi nieto entró al colegio Montessori Matatena en 2006. Son dos nietos los que estuvieron, pero en grados distintos, estoy aquí por uno de ellos. Él estuvo un año completo, apenas tenía 2 años y medio. Yo recogía a ambos todos los días.

El señor cuenta que a los cuatro meses de que su nieto ingresó en esa escuela comenzó a tartamudear, y él era un niño de hablar normal a su edad y a la fecha tiene una especie de lentitud al hablar. “El tartamudeo es un transtorno muy peculiar en términos de patologías, así como entra se puede ir, el problema es que mi nieto comenzó a tener otros síntomas alarmantes”, explica.

Dice que el pequeño comenzó a obsesionarse por diferentes cosas que “para algunos puede ser normal hasta cierto grado, pero sus obsesiones eran de salvamento. él se aferraba con fiereza a algo.”

A la pregunta de si en esa época ya había convivencia de los menores con Rafael Leopoldo Duarte –esposo de la directora del colegio y acusado actualmente como presunto abusador de cinco niños–, el señor dijo que “Rafa” tenía una especie de presencia itinerante, “convivía con los niños totalmente”.

Consideró que su nieto tuvo un despertar sexual temprano, y que todos justificaron como un despertar a su reconocimiento sexual.

“Comenzó a autodevaluarse, como si poco valiera su persona o lo que él hacia”, advirtió.

“Después de su paso por el Matatena comenzó a ser agresivo. Se levantaba irritado, dejó de ser expresivo, como si de pronto alguien lo hubiese apagado, pasó a ser inexpresivo”.

Se le pregunta que si cree que su nieto sufrió abuso sexual durante su estancia, hace diez años, en ese colegio Matatena Montessori.

Responde: “Sí, totalmente”.

A este testimonio se suma el de una madre de familia.

La señora dijo el lunes en entrevista con Adela Micha, para Grupo Imagen Multimedia que desde octubre pasado, “se empezaron a escuchar rumores de papás sobre que ‘Rafa’ les hacía cosas malas y feas a sus hijos, pero no denunciaron y se quedó en rumores. Se empezaron a levantar voces diciendo que a mi hijo también”.

“Empiezo yo en un proceso mucho más largo de conversación con mi hijo, y él narra , tal cual, que los obligan a desnudarse, a pegar sus cuerpos unos con otros”.

La madre de familia pidió a la Procuraduría capitalina que sea cuidadosa con el caso de abuso contra cinco niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here