2

CIUDAD DE MÉXICO.- En un ataúd pequeño, blanco y con azucenas de igual color como manto, fue despedida “Ángela”, la niña que hace un año y un mes fue hallada sin vida dentro de una maleta abandonada en calles de la colonia Juárez y cuyo cuerpo nadie reclamó.

Rodeado de arreglos florales, su féretro fue llevado al auditorio principal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ), donde hicieron guardia el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera y el presidente del organismo judicial Édgar Elías Azar.

“Ángela representará a muchos niños y niñas violentados que no tienen suerte al venir al mundo y éste se torna un ambiente hostil para ellos”, pronunció el magistrado presidente del Tribunal.

Su caso, dijo, servirá para “llamar nuestra atención principal hacia niños y niñas de donde quiera que vengan, cualquiera que sea su sexo o fisonomía, su edad o su condición de vida”.
“Ellos y ellas, como Ángela –dijo– no merecen perder su oportunidad por errores o actos criminales de adultos que no tienen perdón, aunque no pueden cuidarse, exigen cuidado y respeto de la sociedad entera”.

De acuerdo con la necropsia que el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) del gobierno capitalino le practicó al cadáver, la causa de su muerte fue un traumatismo cráneo-cervical. Aunque también se detectó que fue abusada sexualmente.

El de Ángela (de entre un año y medio y dos de edad) es el primer caso en la historia forense de la Ciudad de México del cuerpo de un menor no identificado que no ha sido reclamado por familiares o conocidos. El cadáver fue embalsamado con la esperanza de que alguien lo reclamara, pero después de más de un año nadie lo hizo.

Por ello, el TSJ decidió sepultarla este lunes como acto simbólico para conmemorar el Día Internacional de la Lucha Contra el Maltrato Infantil.

Durante el acto fúnebre, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera aseguró que “no puede haber nada más grave que abusar de la fuerza contra los vulnerables, contra los indefensos, contra quienes no esperan, sino cosas buenas. Jamás en su mente está pasando siquiera la idea de que puedan sufrir algún daño”.

El funcionario recordó que las autoridades tienen la muestra del ADN de “Ángela” para continuar con las labores de investigación, misma que ha incluido encuentros bilaterales con autoridades de Estados Unidos, Canadá, Francia, además de enviar su ficha genética a Centroamérica, de donde suponen que pudo ser originaria.

Luego de los discursos, el cortejo fúnebre partió del Tribunal hacia el panteón Memorial, en el municipio de Naucalpan, donde el mismo organismo judicial adquirió un espacio especial para la menor, en vez de enviarlo a la fosa común, como se hace con los cuerpos no identificados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here