7

Oaxaca— Maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se sacaron sangre y la regaron en la fachada de la oficina de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), en protesta por el retraso de una recomendación por la retención de salarios.

Al menos cinco profesores, apoyados por sus compañeras, se extrajeron la sangre con jeringas, y después, la esparcieron en el escudo de cantera de este organismo autónomo y en la base del monumento a Benito Juárez, ubicado en el patio interno.

“Porque el color de la sangre jamás se olvida, los masacrados serán vengados, y ¿quién los vengará?, el pueblo organizado, ¿y cómo?, luchando, pues lucha, lucha, lucha, no dejes de luchar, por un gobierno obrero, campesino y popular”, arengaron los manifestantes mientras llevaban a cabo esta protesta.

Estos profesores iniciaron a las 9:00 horas un ayuno en el exterior de la Defensoría, en demanda de una recomendación al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) para que pague el salario retenido a 6 mil maestros, que quedaron fuera de la nómina federal desde 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here